Header image
   
  
 
 
 
 
 
  
Novedades

Audi SQ8 TDI
Poderoso SUV diesel

click en la foto para ampliar
Mejoras estéticas para el Audi SQ8 TDI.

Audi presentó al modelo deportivo máximo de la familia Q: el Audi SQ8 TDI, que gracias a un motor diesel de ocho cilindros biturbo, brinda un rendimiento superior junto con un alto nivel de eficiencia. Las tecnologías de tracción y suspensión, que incluyen el diferencial deportivo, la estabilización del rolido y la dirección en todas las ruedas, garantizan un manejo dinámico. El V8 biturbo resulta es el motor diesel más potente del mercado europeo, con un alto nivel de economía e integra un paquete completo de soluciones de alta tecnología. El motor eroga 435 CV / 320 kW y su torque es de 900 Nm entre 1,250 y 3,250 rpm, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4s8 y tiene la velocidad autolimitada a 250 km/h. La transmisión es una tiptronic de ocho velocidades y la tracción es total permanente quattro. Como en los más recientes anuncios de la marca, el propulsor cuenta con un compresor eléctrico que complementa el trabajo de los dos turbocompresores al arrancar y al acelerar a bajo régimen, lo que permite que el V8 TDI acumule su potencia siempre de forma espontánea. El EPC extrae su energía de accionamiento de un sistema eléctrico de 48 voltios, que también es la columna vertebral del sistema híbrido suave (MHEV). Su arrancador de alternador de correa puede recuperarse durante la desaceleración y alimentar la batería de iones de litio.

click en la foto para ampliar
El modelo dispone del motor diesel más poderoso en su segmento.

Como estándar, el SQ8 TDI está equipado con el sistema de manejo dinámico Audi drive select y la suspensión neumática adaptativa con amortiguación regulada, que varía la posición del nivel de la carrocería hasta 90 milímetros, lo que permite que el vehículo se conduzca en diferentes tipos de terreno. Tres tecnologías superiores opcionales, incluido el diferencial deportivo, proporcionan dinámicas, tracción y estabilidad adicionales del vehículo. La dirección en todas las ruedas está disponible como alternativa a la dirección progresiva estándar. A baja velocidad, gira las ruedas traseras en la dirección opuesta a la de las ruedas delanteras para aumentar la agilidad. A partir de una velocidad de aprox. 60 km/h giran ligeramente en la misma dirección para mejorar la estabilidad. El tercer elemento de alta tecnología es la estabilización electromecánica del rolido activo. Un motor eléctrico compacto se ubica entre las dos mitades de la barra estabilizadora en cada eje. Cuando se conduce en línea recta, actúan en gran medida de manera independiente, lo que reduce las vibraciones de la masa suspendida en caminos irregulares. Sin embargo, a régimen deportivo, las mitades del estabilizador funcionan como una unidad al girar en direcciones opuestas. Esto hace que el manejo del sea más estricto y reduce significativamente su ángulo de giro en las curvas.

click en la foto para ampliar
Deportividad en el interior del habitáculo, que no ahorra lujo .

Los elementos exteriores característicos de estas versiones están acentuados específicamente y resaltan el estado especial del modelo superior: la parrilla Singleframe octagonal está estructurada con persianas dobles y rodeado por un gran marco de plata mate. Los pasarruedas albergan llantas de 21 pulgadas como estándar, y las exclusivas llantas de 22 pulgadas están disponibles como opcional. Los faros LED estándar que incluyen asistencia de luz alta iluminan la carretera, con tecnología de matriz HD disponible como opción. Como es típico en un modelo S, el interior se mantiene en colores oscuros. Los asientos deportivos estándar están decorados con una S en relieve y costuras en contraste. Los asientos S-sport plus con reposacabezas integrados a pedido, pueden equiparse con control de temperatura y funciones de masaje. En línea con el interior deportivo, la cabina virtual estándar de Audi ofrece vistas específicas de S con detalles gráficos en rojo. El conductor puede seleccionar un diseño de rendimiento en el que el foco central sea el tacómetro, que se muestra como un gráfico cuadrado, y el rendimiento y el par se muestran como porcentajes. Dos grandes pantallas táctiles con retroalimentación háptica y acústica funcionan como los principales elementos de control. Alternativamente, el conductor puede usar la función de control de lenguaje natural que entiende los comandos y preguntas formulados libremente.

click en la foto para ampliar
También se ofrece un gran contenido en conectividad y ayudas electrónicas al manejo.

Para responder a esto, el sistema accede a la información almacenada en el vehículo, así como al conocimiento en la nube. La asistente virtual de Amazon, Alexa, que está totalmente integrada en el sistema operativo MMI, es una nueva característica. Como norma, la transferencia de datos en el SQ8 TDI se realiza a través del estándar LTE Advanced, que forma parte de MMI navigation plus, junto con el punto de acceso Wi-Fi y los servicios Audi connect. La función de navegación está mejorada por los servicios de Car-to-X, como las señales de tráfico y la información sobre peligros. Utilizan la inteligencia enjambre de la flota de Audi, así como el último servicio, información sobre semáforos. Audi está implementando esta función paso a paso en ciudades europeas seleccionadas. También se incluye Asistente de velocidad crucero adaptativo, Asistencia de atasco de tráfico y Asistencia de carril activa. En la ciudad, los sistemas como la Asistencia de intersección, la Asistencia de tráfico cruzado trasero, Advertencia de salida y la cámara de 360 grados se suman a la amplia cartera de dotación. El Audi SQ8 TDI estará en los concesionarios europeos a finales del verano boreal de 2019. Su precio en Alemania comienza en 102.900 euros.

Ver video del Audi SQ8 TDI>