Header image
   
  
 
 
 
 
 
  
Novedades

Dodge Charger SRT Hellcat Widebody 2020
Sedán extremo

click en la foto para ampliar
Variante Widebody para el Charger, algo más "manso" con el Scat Pack.

Dodge SRT anunció la presentación del Charger SRT Hellcat y Scat Pack 2020 con un nuevo modelo Widebody. Impulsado por el motor HEMI Hellcat V8 sobrealimentado de 6.2 litros que entrega una potencia de 707 CV y con un torque de 881 Nm de torque, cifras líderes en su clase, acoplado a la transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades, el nuevo Dodge Charger SRT Hellcat Widebody 2020 es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 315 km/h, lo que le permite mantener el título de sedán de producción en serie más poderoso y rápido del mundo. El paquete Widebody ofrece un diseño exterior moderno y agresivo, y brinda como opción en el Charger Scat Pack, en el que destacan las nuevas trompas delantera y trasera y los pasarruedas integrados, que contribuyen a incrementar el ancho de la carrocería 13 cm. El paquete Widebody cuenta además con llantas de 20x11 pulgadas, neumáticos Pirelli más anchos con medidas 305/35 ZR20, frenos delanteros Brembo con cálipers de seis pistones, discos de dos piezas, y un ajuste de la suspensión único con sistema de amortiguación adaptativa Bilstein con tres modos. Todo ello se combina para brindar un desempeño mejorado tanto en la calle como en la pista o en los circuitos de velocidad. Así, el Charger SRT Hellcat Widebody es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, recorre el cuarto de milla en 10s96 y permite aceleraciones laterales de hasta 0.96 g, convirtiéndolo en el Dodge Charger SRT Hellcat más rápido y de mejor desempeño jamás fabricado.

click en la foto para ampliar
Los motores HEMI les permiten lograr exultantes prestaciones.

El Charger SRT Hellcat Widebody es 2s1 segundos más rápido que el modelo al que reemplaza en una vuelta a un circuito de 3,38 km. El Charger Scat Pack Widebody cuenta con un motor V8 HEMI de 392 pulgadas cúbicas con la mejor potencia de su clase, con 485 CV, también acoplado a una transmisión automática de TorqueFlite de 8 velocidades. El nuevo Scat Pack Widebody acelera de 0 a 100 km/h en 4s3, recorre el cuarto de milla en 12s4 y logra aceleraciones laterales de hasta 0.98 g, convirtiéndolo en el en el Dodge Charger Scat Pack más rápido y de mejor desempeño jamás fabricado, resultando además 1s3 segundos más rápido que el Scat Pack convencional en una vuelta a un circuito de 3,38 km. Por vez primera, el Charger SRT Hellcat Widebody cuenta, de serie, con dirección eléctrica asistida con ajuste seleccionable para controlar de manera más adecuada el aumento de agarre, lo cual repercute en mejores sensaciones en manejo deportivo y mejor tacto de la dirección facilitando la maniobrabilidad en espacios reducidos a bajas velocidades. Con el EPS y con los modos SRT Drive convencionales, accesibles a través de la pantalla táctil de 8.4 pulgadas Uconnect, los conductores pueden personalizar su experiencia de manejo controlando la potencia, la velocidad de la inserción de marchas, la dirección, las palancas de cambio, la tracción y los ajustes de la suspensión. Los modos SRT Drive ofrecen los ajustes prestablecidos Street (Auto) para la calle, Sport y Track, mientras que el modo Custom permite a los propietarios configurar y seleccionar sus preferencias individuales.

click en la foto para ampliar
Puesto de conducción con acento deportivo para la variante.

Otras mejoras adicionales incorporadas para mejorar el manejo incluyen mayor rigidez en la suspensión delantera (incrementada un 32% respecto del modelo previo), barras estabilizadoras más gruesas -pasan de 32 mm a 34, delante, y de 19 mm a 22 mm-, y amortiguadores recalibrados con válvulas mejoradas. Además se incorporan cuatro tecnologías de serie inspiradas en el mundo de las carreras que también refuerzan el rendimiento: Race Cooldown (enfría el sobrealimentador y la carga de aire después de que el motor se haya apagado haciendo funcionar la bomba del intercooler y el ventilador del radiador); Line Lock, que activa los frenos delanteros para “sujetar” al Charger SRT Hellcat Widebody, mientras que deja los neumáticos traseros libres para que puedan hacer un “burnout” y así se calienten y se libren de impurezas; Launch Control, gestiona la entrega de torque para optimizar el deslizamiento del neumático en el momento de arrancar el vehículo permitiendo al conductor lograr una aceleración consistente en línea recta; Launch Assist, que utiliza sensores de velocidad en la llantas para controlar el “rebote del neumático” durante la secuencia de lanzamiento. En milisegundos, es capaz de modificar el torque de motor para recuperar el grip. Hay dos tipos de llantas: las mandatorias, de aluminio forjado con cinco rayos, y opcionales “Warp Speed” en color granito, o bien Brass Monkey. El interior del Charger SRT Hellcat Widebody está inspirado en vehículos de carrera y exhibe costura a la vista por todo el panel de instrumentos y las puertas.

click en la foto para ampliar
Plazas delanteras confortables y con la identificación de SRT en los asientos.

Elementos adicionales y acabados suaves al tacto refinan el ambiente general de la cabina y entre ellos se incluyen un paquete opcional de carbono y gamuza que incorpora acentos en fibra de carbono en el panel de instrumentos y en los biseles de la consola central y tapicería para el revestimiento del techo y pilares A; el nuevo emblema SRT Hellcat del panel de instrumentos, con acabado rojo y negro, es exclusivo en el modelo 2020; asientos de cuero Laguna ventilados y con calefacción con el logo Hellcat estampado y con diferentes combinaciones; volante SRT deportivo de base plana con calefacción y revestido en cuero con controles integrados y palancas de cambio viene de serie, o disponible con opción envuelto en Alcantara; selectora de cambios electrónica e inspirada en vehículos de carreras para controlar la transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades; un espacioso compartimiento en la consola central, bien accesible y diseñado para alojar diferentes artículos. En cuanto a la incorporación del Widebody al Charger Scat Pack 2020, cuenta con amortiguación adaptativa Bilstein con tres modos calibrada de manera especial, dirección asistida electrónicamente con ajuste seleccionable, llantas y neumáticos más anchos para lograr niveles sin precedentes de agarre lateral, aceleración y frenado. Se han modificado las suspensiones (27% más rígida), barras estabilizadoras traseras más grandes y amortiguadores recalibrados. Las tecnologías Launch Control, Launch Assist y Line Lock vienen de serie en todos los Scat Pack. Los concesionarios estadounidenses darán inicio a las reservas en el otoño boreal de 2019, y las unidades llegarán a comienzos de 2020.

Ver video del Dodge Charger SRT Hellcat Widebody 2020>