Header image
   
  
 
 
 
 
 
  
Novedades

Mercedes-Benz ESF 2019
Compendio de soluciones

click en la foto para ampliar
El ESF 2019 se comunica con el exterior, por ejemplo, en la parrilla.

La propulsión eléctrica y la conducción totalmente automatizada son dos tecnologías clave para la movilidad del futuro, que están cambiando las exigencias planteadas a la tecnología de seguridad del automóvil. Por un lado, la posición mucho más flexible de los asientos en el habitáculo de estos vehículos requiere otro tipo de protección de los ocupantes. Por otro, la empatía y la confianza son factores decisivos para la aceptación general de los vehículos sin conductor. Los demás usuarios de del camino deben ser capaces de reconocer intuitivamente las intenciones de un vehículo totalmente automatizado, ya que no es posible una comunicación visual con el conductor. El nuevo vehículo experimental de seguridad Mercedes-Benz ESF 2019 muestra en qué ideas trabajan e investigan actualmente los especialistas en seguridad de Mercedes-Benz. Entre la docena de innovaciones se encuentran tanto desarrollos próximos a la producción en serie como otros que apuntan a un futuro más lejano. El ESF 2019 se basa en el nuevo Mercedes-Benz GLE. Se trata de un vehículo con propulsión híbrida enchufable capaz de desplazarse de forma completamente automatizada en numerosas situaciones. El ESF 2019 debutará ante un público especializado en junio de 2019, en el marco de la conferencia ESV en Eindhoven (Países Bajos), y posteriormente será exhibido en el Salón de Francfort, en septiembre de 2019. En determinados aspectos, el ESF 2019 es un anticipo de lo que está por venir; en otros, una visión; en muchos otros, una contribución al debate, pero también una herramienta para mejorar la seguridad vial siguiendo la tradición de Mercedes-Benz. Más de una docena de innovaciones suponen más protección para los pasajeros y otros usuarios de las calles.

click en la foto para ampliar
Triángulo de seguridad en el techo y mensaje en la luneta..

Los aspectos principales del ESF 2019 son, en síntesis:
Seguridad integral para el conductor. Siempre que el ESF 2019 circula en modo totalmente automatizado, el volante y los pedales se retraen, lo que puede reducir el riesgo de que el conductor sufra lesiones en caso de accidente. La mayor flexibilidad de configuración del habitáculo requiere nuevas ideas en cuanto a los sistemas de retención (cinturón de seguridad integrado en el asiento) y airbags con espacio de montaje alternativo (airbag del conductor en el portainstrumentos, airbag lateral integrado en los laterales de los respaldos de los asientos). Pero el ESF 2019 muestra también propuestas para un modo de conducción manual. Un sistema integrado en el parasol genera una luminosidad de acción vitalizante, similar a la de la luz natural, que puede ayudar a que el conductor se mantenga en forma.

Comunicación cooperativa con el entorno del vehículo. Para poder desarrollar confianza en un vehículo automatizado es preciso que los conductores y peatones reconozcan de forma inmediata e intuitiva las intenciones del vehículo. El ESF 2019 da un paso de gigante en este campo para acercarse a los demás usuarios de la vía. El prototipo no se limita a supervisar el tráfico vial con ayuda de sus sensores, sino que comunica la información percibida en todas las direcciones, y también pueden advertir a otros usuarios de la vía. El ESF 2019 incorpora además la revolucionaria tecnología de faros DIGITAL LIGHT, con una luz de carretera prácticamente exenta de deslumbramiento en calidad HD y con una resolución de más de dos millones de píxeles.

click en la foto para ampliar
Se apunta a una diferente disposición de los airbags.

Seguridad infantil. PRE-SAFE Child es un nuevo concepto de asiento infantil. Si se detecta un impacto inminente, este sistema pretensa los cinturones de seguridad del asiento infantil y despliega de forma preventiva elementos de protección para choques laterales. Al tensarse el cinturón, el niño queda fijado de modo más preciso y efectivo en su asiento y se reduce la holgura del cinturón. De este modo se reducen considerablemente los esfuerzos que actúan sobre el niño. Otras funciones integradas en el asiento son la supervisión de la instalación y la supervisión de las constantes vitales.

Señalización de puntos peligrosos. El ESF 2019 muestra cómo es posible mejorar la señalización de puntos peligrosos introduciendo innovaciones del tipo de un pequeño robot que, en caso de accidente o avería, sale automáticamente de la zaga del vehículo y coloca un triángulo de preseñalización al borde de la calzada. Otras ideas innovadoras son un triángulo de preseñalización que se despliega a partir del techo del vehículo y el uso de la luneta trasera como superficie de comunicación.

click en la foto para ampliar
Los asientos infantiles mejoran su protección.

Nuevas funciones PRE-SAFE. PRE-SAFE Curva, que avisa al conductor mediante el pretensor de cinturón de que puede haber subestimado la curva a la que se aproxima, y PRE-SAFE Iluminación Lateral con pintura electroluminiscente pueden ayudar a evitar situaciones críticas que podrían conducir un accidente. PRE-SAFE Impulso Trasero puede mejorar la protección de los ocupantes y de otras personas involucradas en un accidente al final de una retención.

Seguridad y confort en la parte trasera. Un innovador airbag en la parte trasera del habitáculo recurre a un novedoso concepto de llenado para inflar y posicionar el cojín de aire. Dispone para ello de una especial estructura tubular. En el ESF 2019 se han implementado algunas ideas para motivar a los ocupantes de las plazas traseras a colocarse el cinturón de seguridad. Por ejemplo, aproximador de cinturón, la iluminación del cierre del cinturón, un cierre del cinturón con USB integrado y el cinturón calefactado.

click en la foto para ampliar
El ESF 2019 también despliega un triángulo de seguridad robótico.

Seguridad activa. El asistente de frenado activo con funcionalidad ampliada implementado en el ESF 2019 ofrece protección adicional, especialmente en situaciones del tráfico que encierran peligro para los usuarios más desprotegidos de la vía. Al cambiar de dirección, sus sensores reconocen ahora también peatones y ciclistas que se mueven en paralelo a la dirección de marcha original. Si existe peligro de colisión con usuarios desprotegidos de la vía que cruzan la calle en la que gira el vehículo, se advierte al conductor con señales ópticas y acústicas. Si no reacciona, se realiza una frenada autónoma. Esto mismo sucede si el ciclista se encuentra en el ángulo muerto de los retrovisores en el momento de girar. Si existe peligro de que el vehículo choque con otros vehículos circulando en dirección transversal al girar en una bocacalle o al cruzar una calle, el sistema impide ahora que el vehículo se ponga en marcha, o lo detiene en caso necesario si circula a baja velocidad mediante un frenado autónomo. El sistema de protección para peatones 360° advierte y ayuda al conductor a evitar colisiones con los usuarios más desprotegidos de la vía (peatones, ciclistas) al estacionar o maniobrar. En casos extremos, puede incluso frenar de forma autónoma.

Ver video del Mercedes-Benz ESF 2019>