Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Novedades

Peugeot híbridos “Plug-in”
Bien enchufados

click en la foto para ampliar
Las tres siluetas híbridas: 508 SW, 508 y 3008.

Como complemento de la actual oferta de motores sólo de combustión interna, Peugeot lanza una nueva gama de motores nafteros híbridos “Plug-in” (los acumuladores que alimentan el motor eléctrico se recargan por tensión de la red). El motor HYBRID y el motor HYBRID4 (que permitirá contar con tracción en las cuatro ruedas) se integrarán a los nuevos 508 y 508 SW, y 3008, respectivamente. El propulsor de combustión que se incluye en la oferta híbrida es el 1.6 litros PureTech que se ha adaptado, incluso con la incorporación de un alternador de arranque o una refrigeración específica. Este propulsor entrega 180 CV para el HYBRID y 200 CV para el HYBRID4. El motor PureTech se combina con la nueva transmisión automática e-EAT8 (electric-Eficient Automatic Transmission de 8 velocidades), específica para motores híbridos “Plug-in” de Peugeot. Un motor eléctrico está conectado a la caja y entrega 110 CV / 80kW a la suspensión delantera. Para transiciones óptimas e imperceptibles entre la propulsión eléctrica y la térmica, el convertidor de par de esta última da paso a un embrague húmedo multidisco. Todas estas modificaciones ofrecen un aumento de torque de 60 Nm, para una mayor reactividad.

click en la foto para ampliar
Estos híbridos "enchufables" se venderán desde 2019.

En las versiones HYBRID4, la suspensión trasera multilink está equipada con un inversor, un motor eléctrico de 110 CV / 80 kW y una caja de cambios para la tracción en las cuatro ruedas. Su integración se ha logrado sin impacto en su aplicación. Los motores eléctricos son alimentados por una batería de alto voltaje de iones de litio (300V) que se encuentra debajo de los asientos de la 2ª fila en las versiones HYBRID e HYBRID4. La batería tiene una capacidad de entre 11,8KWh (HYBRID) y 13,2 KWh (HIBRID4), en el mejor nivel del mercado. Esta capacidad asegura el 100% de conducción eléctrica de hasta 50 kilómetros según la nueva medición WLTP o 60 kilómetros según la anterior estimación NEDC. El modo predeterminado será el modo de emisión cero, cuando el estado de carga de la batería lo permita. Los propulsores eléctricos pueden alcanzar 135 km/h de velocidad máxima, que cuando es superada, el motor térmico toma el control. El conductor puede optar por activar una nueva función de freno que permite que el vehículo desacelere sin presionar el pedal del freno. Como freno de motor, también permite recargar la batería cuando se circula cuesta abajo, por ejemplo.

click en la foto para ampliar
El iCockpit del 508, adaptado a la ayuda elécttrica.

Con presionar el control de caja de cambios automática Shift y Park by wire hacia atrás es suficiente para activar el modo de freno. Un segundo empujón lo desactiva. Con el objetivo de aumentar la autonomía del conductor en un 100% eléctrico, el sistema de frenado i-Booster de alta eficiencia energética recupera la energía durante el frenado o la desaceleración cuando se levanta el pie (energía que normalmente se disipa en las versiones térmicas). El i-booster incorpora una bomba eléctrica para reemplazar la bomba de vacío de las versiones térmicas. Asimismo hay una función e-SAVE que permite al conductor reservar la autonomía eléctrica (para transitar 10 km, 20 km o toda la carga de la batería). Se puede acceder fácilmente a esta función desde el menú dedicado de e-SAVE en la pantalla táctil. Una vez configurada, la función muestra en el teléfono con la autonomía reservada en kilómetros. Solo necesita seleccionar el modo de emisión cero en el selector de modo de conducción para activar la conducción 100% eléctrica cuando la necesite. Respecto de la carga máxima se alcanza en 7 horas con un enchufe estándar (3,3 kW, cargador 8A); en 4 horas con un enchufe tipo Green'up reforzado (cargador de 3.3 kW 14A en 4 horas); e incluso en menos de 1h45 cuando se utiliza un Wallbox (cargador de 6,6 kW 32A disponible como opción).

click en la foto para ampliar
La tracción integral del 3008 se dará con dos motores eléctricos más el de combustión interna.

Los modelos híbridos brindan distintos modos de conducción. Cada uno es exclusivo y ofrece diferentes experiencias. Hay silencio en el modo ZERO EMISSION, 100% eléctrico; el Sport brinda renedimiento pleno; el HYBRID es versátil, y hay una función mejorada con modo 4WD en el HYBRID4; el modo COMFORT combina el modo HYBRID y la suspensión controlada electrónicamente en el 508 HYBRID. Más allá del primero, por obvias razones, los restantes modos aplican con manejo 100% eléctrico. También hay una adaptación del i-Cockpit para los híbridos, con un instrumental configurable y personalizable, que responde al tipo de manejo: ECO, prioriza el ahorro de energía; POWER apunta a una conducción más dinámica; y CHARGE manifiesta las fases de recuperación de energía. El propulsor HYBRID4, con el motor PureTech de 200 CV más dos motores eléctricos de 110 CV / 80 kW se integrarán al 3008 GT HYBRID4 (habrá sólo un nivel de acabado). Con posterioridad, llegarán los 508 HYBRID y 508 SW HYBRID de 225 CV / 165 kW, surgido de la combinación del motor PureTech de 180 CV / 132 kW, con un solo motor eléctrico de 110 CV, con tracción delantera. Habrá tres acabados para esta gama: Allure con su alternativa Allure Business, GT Line, y la “top” GT.