Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Novedades

Renault EZ-GO
Inédito concepto

click en la foto para ampliar
El singular "robo-taxi" con el que Renault avizora la movilidad del futuro.

Una de las novedades del Salón de Ginebra fue este concept car Renault EZ-GO (“Easy Go”), que sigue los pasos respecto del futuro que avizora la marca francesa acerca del transporte. El mismo había sido anticipado con el SYMBIOZ Concept y el SIMBIOZ Demo car en 2017. Así, este vehículo es también a la vez un servicio. El vehículo puede reservarse desde una aplicación en un smartphone o directamente en una estación, y ofrece el confort de un vehículo individual para unos trayectos agradables y sin preocupaciones. Entonces, los pasajeros pueden ocupar el tiempo libre leyendo, trabajando, entreteniéndose, disfrutando de las vistas de la ciudad, durmiendo, etc. El precio de este servicio es accesible y como servicio compartido, Renault EZ-GO ofrece una relación tarifa/kilómetro muy interesante. Cualquier tipo de usuario puede utilizar este verdadero robot-vehículo, autónomo y sin conductor, sobre todo los que aún no pueden conducir, los que ya no pueden hacerlo o los que no quieren. Está pensado tanto para trayectos de un solo pasajero como para trayectos en familia o entre amigos, o compartido con otros usuarios. Destinado a circular en ciudad y en las zonas periurbanas, está pensando para el transporte de personas -hasta 6 pasajeros al mismo tiempo-. Su plataforma modular da pie a una variedad de usos y de carrocerías. Se trata del primer miembro de una familia de concept cars que se presentará a lo largo del año 2018 y aporta una solución de movilidad bajo demanda para todos. El Renault EZ-GO es un vehículo dotado de una capacidad de conducción autónoma de nivel 4 (entre los cinco definidos por SAE International).

click en la foto para ampliar
El vehículo se podría reservar hasta por una app, y lleva hasta seis personas.

Esto significa que el vehículo es capaz de gestionar la distancia con respecto al vehículo que tiene delante, de permanecer en su carril, de cambiar de carril (para adelantar, por ejemplo) y de girar solo en una intersección. También es capaz de ponerse a cubierto en un lugar seguro en caso de ocurrir un incidente excepcional en su entorno, ya sea por sí mismo o bien gracias a la conectividad con un centro de supervisión. El vehículo refuerza la seguridad de sus usuarios de modo activo gracias a su velocidad limitada (50 km/h), a su apertura frontal que evita pisar la calzada para subir a bordo, así como al marcado luminoso que aparece en el suelo para indicar dónde se va a situar la plataforma de acceso. También se refuerza la seguridad del resto de usuarios de la ciudad y de las personas que se encuentren en el entorno del vehículo: la firma luminosa del auto señala que funciona en modo autónomo, los mensajes de las bandas luminosas indican, por ejemplo, a los peatones mediante flechas que pueden cruzar la calle, los sonidos exteriores avisan a los peatones y a los ciclistas de su presencia. Los pasajeros cuentan con la conectividad a bordo (Wi-Fi), y pueden recargar su smartphone por inducción. Delante de la puerta se encuentra una amplia pantalla. Esta sirve de interfaz de intercambio y proporciona a los pasajeros información acerca del trayecto (tiempo hasta la llegada, puntos previstos donde bajarse o subirse, etc.) u otros servicios de la ciudad. Por ejemplo, aparece información sobre un lugar turístico cuando Renault EZ-GO pasa cerca. Renault hizo una demostración de esta tecnología de conectividad entre el vehículo y las infraestructuras (V2X) a finales del año pasado con el prototipo autónomo SYMBIOZ Demo car.

click en la foto para ampliar
Máximo confort para el interior del EZ-GO, que lleva hasta seis personas.

Además de reservar plaza a bordo, la reserva de un trayecto desde un smartphone a través de la aplicación EZ-GO o desde la pantalla de una estación permite personalizar la experiencia vivida de distintas maneras. Se proponen varios vehículos a las personas que desean utilizar el servicio. Por ejemplo, es posible diferenciar la tipología de pasajeros que vayan a subir a bordo. Así pues, los turistas pueden privatizar el vehículo y dejarse guiar por un trayecto para descubrir la ciudad. Si se trata de un pequeño grupo de amigos, pueden hacer lo mismo para acudir a una fiesta. El Renault EZ-GO está construido sobre una plataforma específica dedicada a su motorización eléctrica, situada en el eje trasero, que optimiza la habitabilidad interior. El motor propulsa las ruedas traseras y las baterías están alojadas bajo el piso. El vehículo tiene un chasis 4CONTROL con cuatro ruedas directrices que le otorga más agilidad y seguridad en la ciudad. Parado, la silueta de Renault EZ-GO es baja. Las suspensiones activas permiten elevar el vehículo varios centímetros cuando circula, lo que facilita, por ejemplo, su paso por los lomos de burro. Renault EZ-GO dispone de un sistema de recarga de las baterías por inducción que ofrece una conexión automática sin intervención humana.

Ver video del Renault EZ-GO>

Ver video de la presentación de Renault en el Salón de Ginebra>