Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Novedades

Ford Mustang Bullitt
Celebración cincuentenaria

click en la foto para ampliar
El viejo y el nuevo Mustang Bullitt exhibidos en Detroit.

Como parte de las celebraciones por el 50º aniversario del estreno del recordado film Bullitt, y tributo a una de las más apasionantes persecuciones automovilísticas en el cine, por la ciudad de San Francisco, Ford presentó al nuevo Ford Mustang Bullitt 2019. Para ello, contó con la tercera generación de la familia McQueen: se hizo presente Molly, quien protagonizó una película especial. En ella, Molly corre con un nuevo Mustang Bullitt a través de una estructura de estacionamiento luchando contra un Dodge Charger por el espacio libre final. Para ayudarlo a ganar ese lugar en particular, se encuentra el motor V8 de 5.0 litros mejorado que entregará no menos de 475 CV, que empujan al nuevo Bullitt a una velocidad máxima de 262 km/h, un aumento de 12 km/h respecto del último Mustang GT. Como modelo de edición especial que saldrá a la venta este verano, el nuevo Mustang Bullitt está equipado con una transmisión manual, y la palanca de cambios cuenta con una empuñadura de la palanca de cambio de bola blanca como guiño al original. El vehículo contempla todo el contenido de Mustang GT Premium y Performance Package en un vehículo que mantiene la personalidad discreta original de Bullitt. Un sistema activo de escape de válvula es estándar con nuevas punteras de escape Black NitroPlate, reajustado para dar al coche un sonido característico, así como el nuevo sistema de aspiración Open Air y el múltiple de admisión del Shelby GT350.

click en la foto para ampliar
El Mustang moderno dispone de un V8 que erntrega 475 CV.

Otros equipos estándar incluyen un volante de cuero con calefacción y un grupo de instrumentos de LCD totalmente digital de 12 pulgadas, idéntica en función al tablero presentado en 2018 Mustang, pero con una pantalla de bienvenida única de Bullitt que comienza en verde con una imagen del automóvil en lugar del característico pony. Las opciones de pintura exterior están limitadas a Shadow Black y al clásico Dark Highland Green, como se usan en la película. Otras características que rinden homenaje al coche que condujo McQueen son sutiles detalles en cromo alrededor de la parrilla y las ventanillas delanteras, las clásicas llantas de aluminio de 19 pulgadas, los cálipers de frenos Brembo pintados en rojo y una parrilla delantera negra única. Por dentro y por fuera, el vehículo usa insignias mínimas; en el exterior solo se ve el logotipo de Bullitt con tapa circular falsa de tapa del tanque en el centro del espejo trasero. El interior, con revestimientos de cuero, presenta costuras decorativas en color verde únicas en el tablero, los paneles de las puertas, la consola central y los asientos. Aparte de las dos opciones de pintura exterior, los compradores de Mustang Bullitt están limitados a tres opciones instaladas en la fábrica. Uno es el Bullitt Electronics Package incluye navegador, asientos y espejos con memoria para el conductor, sistema de sonido mejorado y sistema de información de punto ciego con alerta de tráfico cruzado que alerta a los clientes sobre vehículos detectados en lugares difíciles de ver.

click en la foto para ampliar
Elegante interior y butacas Recaro para darle mayor sensación deportiva al Mustang Bullitt.

Otra adición es el sistema de suspensión semiactivo MagneRide que optimiza la conducción y el rendimiento. Y finalmente se cuentan asientos tapizados en cuero negro Recaro. La reputación del modelo nació después de que un Fastback Mustang GT desempeñó un papel destacado en la película de 1968, y más notablemente en una escena de persecución que estableció nuevos estándares en el cine. La secuencia de casi 10 minutos de duración de la película siguió a McQueen persiguiendo a dos sicarios en su Mustang por las calles de San Francisco. En la filmación de la clásica película de Warner Bros. "Bullitt", que se estrenó en los cines el 17 de octubre de 1968, se utilizaron dos Mustang GT 1968 idénticos. Después del rodaje, los autos se separaron: el vehículo conducido por McQueen en el la película fue vendida por Warner Bros. a un comprador privado, y la otra, utilizada en muchos de los saltos durante la famosa escena de persecución, fue enviada a un desarmadero. Este último resurgió en Baja, California, a principios de 2017, pero el otro se había perdido en la historia. Hasta ahora. Sean Kiernan, propietario del Mustang que condujo Bullitt, heredó el coche en 2014 de su difunto padre, Robert, que había comprado el vehículo en 1974. Para cumplir el sueño de su familia, Sean contactó a Ford y las dos partes trabajaron juntas para el resurgimiento de tan singular ejemplar junto con el nuevo 2019 Mustang Bullitt en el Salón Internacional del Automóvil de América del Norte de 2018 en Detroit.

Ver video del Ford Mustang Bullitt 2019>