Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Novedades

BMW i8 Coupé, i8 Roadster
Actualizado y abierto

click en la foto para ampliar
Las dos variantes del i8 que marcan la renovación del modelo..

Se abre un nuevo capítulo en la historia del deportivo híbrido enchufable más vendido del mundo desde su lanzamiento en 2014, el BMW i8. A la versión i8 Coupé, se le suma el nuevo BMW i8 Roadster, que aparece con el restyling de mitad de vida. Al igual que el renovado BMW i8 Coupé, el nuevo BMW i8 Roadster se basa en la arquitectura LifeDrive con chasis de aluminio y célula de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). La tecnología BMW eDrive consta de una batería de alto voltaje con mucha más capacidad de celdas y contenido de energía, y un motor eléctrico que genera una mayor potencia máxima. El BMW i8 Coupé resalta como un vehículo de 2+2 plazas deportivo, mientras el BMW i8 Roadster responde a la idea de un biplaza descapotable. Los modelos llevan el anagrama “Coupe” o “Roadster” en sus respectivos pilares traseros. El amplio techo del BMW i8 Roadster se retrae completamente en el sector posterior, en 15 segundos, y se aloja en unos 100 litros de espacio adicional detrás de los asientos. Este biplaza descapotable está equipado con nuevas puertas de ala de gaviota sin marco, hechas de CFRP y con una cubierta exterior de aluminio, mientras el armazón del parabrisas está fabricado íntegramente con CFRP. El peso en vacío del nuevo BMW i8 Roadster es de 1.595 kg, apenas 60 más que el Coupé. Una versión actualizada de la batería de iones litio ha sido desarrollada para el BMW i8 refuerza este nuevo nivel de experiencia de conducción eléctrica, con una capacidad para sus celdas aumentada de 20 a 34 Ah y la capacidad de energía bruta se ha incrementado de 7,1 a 11,6 kWh (neto: 9,4 kWh), para brindar más energía al motor eléctrico, que ganó 9 kW (12 CV) de potencia, para llegar a 143 CV / 105 kW (143 CV) con la propulsión exclusivamente eléctrica.

click en la foto para ampliar
El i8 abierto no pierde rigidez y ganó mínimo peso respecto del coupé.

El motor de combustión interna también se ha optimizado. Con 1.5 litros de cilindrada y tres cilindros brinda una potencia máxima nada despreciable, de 231 CV / 170 kW, generando un sonido aún más deportivo. Se ha equipado con un filtro de partículas para reducir aún más las emisiones mediante la absorción de las partículas contenidas en los gases de escape. La potencia del sistema, con el motor eléctrico y el motor de combustión actuando a la vez, es ahora de 275 kW (374 CV). El nuevo BMW i8 Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, mientras el nuevo BMW i8 Roadster tarda un poco más con un tiempo de 4,6 segundos. Ambos modelos tienen una velocidad máxima limitada de forma electrónica de 250 km/h. La potencia del motor eléctrico se transmite a las ruedas delanteras y la del motor de combustión a las ruedas traseras, lo que da lugar a un sistema de tracción a las cuatro ruedas específico para híbridos que es controlado por la gestión inteligente de energía del vehículo. En el modo híbrido, el motor eléctrico aporta más potencia para ayudar al motor de combustión cuando el conductor acelera repentinamente. También es capaz de recuperar energía y alimentar con ella a la batería de alto voltaje con la inercia y el frenado. El generador de arranque de alto voltaje del motor de gasolina también puede generar reservas adicionales de electricidad, asegurando así que haya suficiente energía disponible en todo momento para el sistema de propulsión eléctrica. Cuando se activa la función de guía de rutas del sistema de navegación, la gestión inteligente de energía garantiza que el motor eléctrico se utilice el mayor tiempo posible y con el máximo acierto desde el punto de vista de la eficiencia.

click en la foto para ampliar
Funcional y conectado, el interior del i8 se muestra acorde con lo esperado.

El sistema analiza la totalidad de la ruta y establece la gestión del sistema de propulsión para la conducción exclusivamente con energía eléctrica, especialmente en trayectos de baja velocidad durante el viaje. El ajuste de los sistemas de amortiguación y suspensión, específico para el modelo, las características de dirección de especial configuración, la estabilización más firme del balanceo y la modificación selectiva de los parámetros del DSC permiten al nuevo BMW i8 Roadster conservar todas las cualidades del manejo y las prestaciones de los deportivos híbridos enchufables. El Control dinámico de la suspensión está incluido de serie en ambos modelos. Las llantas de aleación ligera de 20 pulgadas de serie del nuevo BMW i8 Roadster son de construcción ligera y cada una pesa alrededor de un kilogramo menos que las llantas más ligeras que se ofrecían anteriormente para el BMW i8. La dotación es cuantiosa, y se incluyen de serie servicios de ConnectedDrive, como información del tránsito en tiempo real y On-Street Parking Information, además del asistyente personal. En cuanto a la recarga de los acumuladores, se propone un cable de carga modo 2 de serie, que permite cargar la batería desde un enchufe corriente doméstico en menos de cuatro horas y media. En un sistema BMW i Wallbox el repostaje insume menos de tres horas y se puede emplear el BMW Digital Charging Service, que ofrece una recarga inteligente que optimiza la eficiencia de costos o garantiza la preferencia de uso de la energía solar de generación propia.

Ver video del BMW i8>