Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Camión con célula de combustible de Toyota junto a Hino
Desarrollo conjunto

click en la foto para ampliar
El camión Hino Profia adaptado a la aplicación de células de combustible en una labor con Toyota.

Toyota Motor Corporation junto a Hino Motors, Ltd. acordaron el desarrollo conjunto de un camión eléctrico alimentado por células de combustible de servicio pesado y proceder con iniciativas para su uso práctico a través de tests y otros medios. Las dos compañías han declarado objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de CO2 para 2050 y están desarrollando tecnologías de vehículos eléctricos para su uso generalizado en la sociedad. Para lograr mayores reducciones en las emisiones de CO2, se requerirán mejoras importantes en el desempeño ambiental de los camiones pesados, que representan aproximadamente el 60 por ciento de las emisiones totales de CO2 de los vehículos comerciales en Japón. Para la electrificación de vehículos comerciales, se debe adoptar el tren motriz óptimo para garantizar un rendimiento medioambiental saliente y la practicidad justa como vehículo comercial. Los camiones pesados generalmente se usan para el transporte por carretera; por lo tanto, deben tener suficiente capacidad de carga y autonomía, así como una capacidad de reabastecimiento rápido. Por esta razón, los vehículos de células de combustible que funcionan con hidrógeno con su mayor densidad de energía se consideran efectivos. El camión de células de combustible de servicio pesado en este proyecto de desarrollo conjunto se basa en Hino Profia, y se está desarrollando aprovechando al máximo las tecnologías que Toyota y Hino han cultivado a lo largo de los años. El chasis está especialmente diseñado con la estructura óptima para un vehículo con célula de combustible, y se están tomando medidas para lograr una reducción de peso integral para garantizar una capacidad de carga suficiente. El tren motriz está equipado con dos células de combustible Toyota que se han desarrollado recientemente para el próximo Mirai de Toyota e incluye control de conducción de vehículos que aplica tecnologías híbridas de vehículos pesados, desarrolladas por Hino. Además, la autonomía se establecerá en aproximadamente 600 km, con el objetivo de cumplir con los altos estándares tanto en rendimiento ambiental como en practicidad como vehículo comercial. Toyota y Hino han establecido al hidrógeno como una importante fuente de energía para el futuro y han trabajado juntos en el desarrollo de tecnologías y en la difusión e innovación de vehículos con celdas de combustible durante más de quince años desde sus pruebas de demostración conjunta del bus de celdas de combustible en 2003. En adelante, Toyota y Hino fortalecerá aún más su asociación y acelerará los esfuerzos hacia la realización de una sociedad del hidrógeno.