Header image
   
  
 
 
 
 
   
Noticias

Toyota Research Institute en el CES
Pasos adelante

click en la foto para ampliar
El TRI P4 "aprendió" cómo reaccionar ante un imprevisto y asistir al manejo del conductor.

Desde su inicio hace tres años, Toyota Research Institute (TRI) se ha comprometido con un enfoque de desarrollo de dos vías para la conducción automatizada, y en el camino se busca eliminar a las personas de la conducción, ya sea completamente en todos los entornos, o dentro en un dominio de diseño operacional restringido (ODD). En la actual edición del CES, TRI mostró sus avances en el campo con Toyota Guardian, que está siendo desarrollado para amplificar el control humano del vehículo, no para reemplazarlo. Con este sistema, el conductor debe estar en control del automóvil en todo momento, excepto en los casos en que el dispositivo anticipe o identifique un incidente pendiente y emplea una respuesta correctiva en coordinación con la información del conductor. Uno de los avances más importantes de TRI este año, fue la creación de un control donde Guardian combina y coordina las habilidades y fortalezas del ser humano y la máquina. El sistema fue inspirado e informado por la forma en que vuelan los aviones de combate modernos, donde el piloto vuela con el timón, pero en realidad no controla el avión directamente.

click en la foto para ampliar
Se recreó un accidente en autopista del cual se habían recogido datos.

En cambio, su intención se traduce mediante el sistema de control de vuelo de bajo nivel, miles de veces por segundo para estabilizar la aeronave y permanecer dentro de un sobre de seguridad específico. El control no es un interruptor discreto entre lo humano y la autonomía. Es una combinación casi perfecta de ambos, trabajando como compañeros para extraer la mejor información de cada uno. Guardian se está desarrollando como un sistema de seguridad automatizado, capaz de operar con un conductor humano o un sistema de manejo autónomo, provisto por Toyota o cualquier otra compañía. Esta es una capacidad clave. El enfoque principal de TRI el año pasado ha sido concentrar la mayor parte de su esfuerzo en hacer de Toyota Guardian una máquina más inteligente. Para que Guardian aprenda y se vuelva más inteligente, debe ser sometido a escenarios de manejo difíciles y exigentes, "casos de esquina" que son simplemente demasiado peligrosos para realizar en carreteras públicas.

click en la foto para ampliar
Distintas maniobras contribuyen al aprendizaje del Toyota Guardian.

En los trayectos cerrados, la inteligencia y las capacidades de Guardian se pueden ampliar y desafiar. A través del refinamiento continuo, Guardian aprende la mejor manera de navegar y reaccionar ante escenarios peligrosos, a medida que se desarrollan. Esta creciente capacidad de Guardian le da al incidente de tres autos en California, que se mostró durante la secuencia de la conferencia de prensa de apertura, un interesante giro, con accidente en una esquina de una carretera pública. A partir de esos datos, TRI desarrolló una simulación precisa que luego se tradujo en una herramienta de aprendizaje para que el automóvil pudiera averiguar sus opciones en una fracción de segundo. El escenario se volvió a crear en la pista de prueba, utilizando vehículos reales y un manejo suave. En este caso, la mejor opción de Guardian era acelerar rápidamente y alejarse de los vehículos. Aquí hay un caso en el que Guardian podría evitar o mitigar una colisión por sí mismo, mientras que potencialmente hace lo mismo para otros vehículos cercanos.

Ver video del Toyota Guardian de TRI>