Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Camiones Scania GNL en Barcelona
Hay alternativa

click en la foto para ampliar
El camión Scania alimentado por GNL opera con fluidez en Barcelona.

El transporte de mercaderías que desarrolló Mercadona, el mayor minorista de alimento de España, a través del transportista A.T. Robles y Scania, responde tanto a las necesidades de la empresa alimenticia, y a las exigentes normas ambientales de Barcelona. El conductor de A.T. Robles, José Manuel Carballo, debe llegar dentro de un plazo de cinco minutos a descargar los materiales de reciclaje antes de cargar el camión con productos disecados en un muelle preseleccionado. Con su contenido descargado y reabastecido cada ocho horas, el enorme sistema logístico funciona como un reloj gigante, y se espera que los conductores estén en el lugar correcto en el momento adecuado. Una vez vacío, limpio y recargado el camión, Carballo se embarca en el trayecto de 40 kilómetros hasta el supermercado Mercadona. A diferencia de las amplias instalaciones de carga, la distribución urbana en la región metropolitana de Barcelona es un reto diario. Pero operar el camión a GNL de Scania es una inversión a futuro para A.T. Robles.

Con el objetivo de reducir la contaminación medioambiental en un 30 por ciento para cumplir con las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Barcelona es la primera ciudad española en implementar un sistema de clasificación de emisiones cuando los vehículos entran en el centro de la ciudad. Un sistema de video vigilancia identifica el rendimiento de las emisiones de cada vehículo, comparando las placas de matrícula con la base de datos nacional de vehículos. "El camión Scania a GNL ofrece ventajas en términos de emisiones de gases. Nos da acceso a la ciudad cuando se activan las restricciones de tráfico y también nos proporciona precios de combustible más bajos", dice Albert Esteve Calderó, propietario y director general de A.T. Robles. Independientemente del combustible, los camiones deben hacer frente al intenso tráfico de Barcelona. Durante las horas más transitadas de la mañana y de la tarde, los viajes toman un 50% más de tiempo, y esta cifra ha empeorado con los años. Pero, como vemos, el uso del camión con motor alimentado por GNL, mejora el rendimiento, encuadra en las normas de emisiones -y prepara el campo para las más exigentes del futuro-, y reduce los costos de gestión.