Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Mazda y sus autos eléctricos
Otra solución

click en la foto para ampliar
Mazda aplicará los motores rotativos en sus futuros autos híbridos (o eléctricos con autonomía extendida...).

Mazda lanzará su primer vehículo eléctrico (EV) en 2020 como parte de su programa de desarrollo de tecnología a largo plazo “Sustainable Zoom-Zoom 2030”. La automotriz de Hiroshima presentará inicialmente dos vehículos eléctricos. Uno alimentado únicamente por batería, el otro combina una batería con el motor rotativo pequeño, liviano y excepcionalmente silencioso de Mazda con el fin de extender la autonomía, moviendo un generador eléctrico. Así, cuando sea necesario un recorrido que consuma la electricidad almacenada en los acumuladores, reducirá la necesidad de hallar con urgencia puntos de recarga. El pequeño tamaño del motor rotativo y la elevada potencia que entrega hace posible contar con múltiples soluciones de tecnología de electrificación a través de un diseño compacto. Aprovechando la compatibilidad del motor rotativo con los combustibles gaseosos, el extensor de rango de motor giratorio está diseñado para quemar también gas licuado de petróleo y proporcionar una fuente de electricidad en situaciones de emergencia. Con la expectativa de que los motores de combustión interna combinados con alguna forma de electrificación representarán el 95% de los vehículos que produce en 2030 (los vehículos eléctricos con batería representan el 5% restante), Mazda continuará enfocándose en maximizar la eficiencia del motor de combustión interna, como lo muestra su motor naftero SKYACTIV-X de nueva generación, que funciona a través del encendido por compresión. Mazda se compromete a reducir su promedio corporativo de emisiones de CO2 al 50% de los niveles de 2010 para 2030 y al 90% para 2050. Pero la compañía también está comprometida con el principio de la solución correcta en el momento adecuado y, dado que la disponibilidad de energía y la capacidad de la fuente de energía automotriz varían de una región a otra, en el lugar correcto. Además de los combustibles alternativos que incluyen gas natural comprimido, gas licuado de petróleo e incluso hidrógeno, la industria automotriz también está investigando la viabilidad de los combustibles líquidos reciclables, como los biocombustibles del crecimiento de las microalgas.