Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Mercedes-Benz autónomos en Brasil
Facilitando el trabajo

click en la foto para ampliar
Camión Axor y cosechadora autónoma trabajan en Brasil.

Los camiones autónomos de Mercedes-Benz se están utilizando por primera vez en la cosecha de caña de azúcar de Brasil. Como parte de una alianza de desarrollo con el fabricante brasileño de tecnología agrícola GrunnerTech, Mercedes-Benz do Brasil ha configurado 18 camiones Mercedes-Benz Axor 3131 específicamente para uso automatizado en la cosecha de caña de azúcar. El Axor, que ha demostrado su eficacia en el mercado brasileño, está equipado con todos los componentes tecnológicos necesarios para la conducción automatizada de nivel 2: el vehículo controla automáticamente la velocidad y la proximidad, así como la orientación longitudinal y lateral. Aunque el conductor retiene el control del camión en todo momento, sus manos no tienen que estar permanentemente en el volante. Además de las funciones de conducción automática, el Axor tiene un eje delantero adicional, trocha extendida, neumáticos para uso agrícola y antenas para recibir señales de satélite. Dos de estos camiones automáticos ya están en servicio al cliente en AgroCana Caiana en los campos del estado brasileño de San Pablo. Un total de 18 vehículos pronto serán enviados a otro cliente del vecino país.

click en la foto para ampliar
El conductor ve aliviado su trabajo y la intervención humana en la labor es mínima.

Respecto de su funcionamiento, antes de que el camión pueda ayudar activamente en la plantación, la ruta de recolección se determina en la computadora con un nivel de precisión de hasta el centímetro. El viaje automatizado se controla a través del control de velocidad crucero, el GPS y la georeferencia, para que el Axor trabaje junto con una cosechadora de caña de azúcar, que también se conduce de forma autónoma y envía la caña de azúcar cosechada directamente al cuerpo del camión. La velocidad promedio es de alrededor de seis kilómetros por hora. Una vez que se ha llenado el Axor, el conductor toma el control del camión nuevamente para transferir las mercancías a un vehículo con una capacidad mayor. Entre las ventajas que ofrece este sistema, por un lado, el Axor automatizado está en funcionamiento las 24 horas del día. Además, el nuevo camión también paga financieramente por el cliente: en comparación con un camión convencional, es posible ahorrar hasta 50% de combustible; el consumo de lubricante se reduce en un 40 por ciento y los costos de mantenimiento y mantenimiento disminuyen en un 30 por ciento. Una guía de ruta preestablecida con precisión también aumenta la productividad: un vehículo puede cosechar el doble de producto en el mismo período de tiempo.