Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Iveco y los buses eléctricos
Acuerdo belga

click en la foto para ampliar
El bus húbrido Urbanway transitará las calles de Bruselas desde 2019.

Un acuerdo de cinco años permitirá que Iveco Bus, una marca de CNH Industrial NV, entregue una flota de 141 autobuses híbridos Urbanway al operador de transporte público de Bruselas STIB-MIVB (Brussels Intermunicipal Transport Company) junto con un paquete que cubre planificación, construcción, suministro, implementación y entrega de piezas de repuesto y mantenimiento de las baterías, así como todos los componentes de la cadena de tracción. Este importante pedido es una parte importante del plan de desarrollo de la red para una movilidad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Las 141 unidades corresponderán a los Urbanway articulados de 18 metros híbridos y permitirán a STIB-MIVB aumentar la capacidad total de su red de autobuses en un tercio para finales de 2019. El Urbanway híbrido eléctrico de 18 metros de largo está diseñado para facilitar el acceso y mejorar las condiciones de viaje para pasajeros con un bajo piso para una mejor gestión del flujo de pasajeros, una zona dedicada para usuarios vulnerables y áreas modulares para acomodar sillas de ruedas o carritos para niños.

El Urbanway también ofrece una gran capacidad de pasajeros (hasta 103), que fue un factor decisivo en la elección final de STIB-MIVB. La entrega de estos 141 vehículos comenzará en mayo de 2019. Este vehículo combina un sistema de tracción eléctrica con un motor Euro VI y un sistema de almacenamiento de energía de última generación para proporcionar una solución de movilidad más limpia. El sistema de gestión del tren motriz optimiza el consumo de combustible y las emisiones, al tiempo que recupera y almacena la energía cinética liberada durante el frenado. La función "Arrive & Go" permite el funcionamiento en modo 100% eléctrico con cero emisiones cuando se acerca y deja señales de alto, paradas de autobús y semáforos. El consumo de combustible por vehículo se reduce en un 30% y las emisiones de CO2 también se pueden reducir hasta en un 30% en comparación con los autobuses diesel, lo que equivale a una reducción de 35 toneladas de CO2 por año -el peso equivalente de dos autobuses - ofreciendo así ventajas económicas y ambientales.