Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Audi en México
Sin efluentes

click en la foto para ampliar
No se registran aguas residuales en la planta mexicana de Audi.

Audi es el primer fabricante “premium” del mundo en producir automóviles completamente libres de aguas residuales. En su planta de San José Chiapa, México, la compañía está utilizando un nuevo proceso de tratamiento de agua que recolecta el 100% del agua residual producida allí, lo purifica y devuelve grandes volúmenes de agua limpia al sistema de suministro de agua de la planta. De esta forma, Audi México asegura el uso sostenible del agua como recurso y minimiza el impacto ambiental de su producción de automóviles. El agua es necesaria en todo el proceso de producción de automóviles. Las aguas residuales generadas en Audi México primero se someten a un tratamiento químico-físico, que neutraliza el agua y elimina partículas y metales pesados, de sección de pintado, por ejemplo. Este agua pretratada se procesa luego junto con el agua residual restante del sitio en una planta de tratamiento biológico de aguas residuales, donde los componentes orgánicos se descomponen. Finalmente, una combinación de ultrafiltración y ósmosis inversa multietapa separa los contaminantes restantes, incluidos los gérmenes bacterianos y los álcalis. Audi reutiliza el agua reciclada higiénica y de alta calidad directamente en dichas instalaciones.La materia concentrada de la ósmosis inversa se evapora y los sólidos deshidratados se eliminan. La compañía asume así un papel tecnológico pionero en el tratamiento de aguas residuales.

Audi México utiliza el agua tratada como agua de proceso en producción y para regar las áreas verdes en los terrenos de la planta. Con este proceso innovador, Audi ya está ahorrando alrededor de 100.000 metros cúbicos de agua por año, lo que equivale a alrededor de una cuarta parte del requerimiento total de la planta. A largo plazo, la compañía realmente planea ahorrar más de 300.000 metros cúbicos de agua subterránea cada año. Y para reducir aún más el uso de aguas subterráneas, un depósito con una capacidad de 240.000 metros cúbicos se encuentra en la planta. Este reservorio se llena durante la temporada de lluvias de aproximadamente seis meses de abril a septiembre. El agua de lluvia se recolecta, se trata y también se usa en la planta. Como parte de su compromiso con el medio ambiente, Audi México también ha plantado más de 100.000 árboles e instalado 25.000 tanques sépticos en un área de 100 hectáreas en el vecino municipio de San José Ozumba. En la temporada de lluvias, se devuelven al agua subterránea hasta 375,000 metros cúbicos cada año. La planta de Audi México se inauguró en 2016 y produce el Q5 para el mercado mundial.