Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Bosch, Ceres Power y la pila de combustible
Nuevos caminos

click en la foto para ampliar
Bosch y Ceres Power avanzan en la pila de combustible de óxido sólido.

Bosch sigue adelante con el desarrollo de la tecnología de pilas de combustible para potenciales nuevos sistemas de propulsión. Junto con el especialista en tecnología Ceres Power, con sede en Horsham, Reino Unido, la compañía quiere desarrollar la próxima etapa de tecnología de pilas de combustible de óxido sólido (Solid Oxid Fuel Cell, SOFC). Bosch también planea tomar una participación accionaria del 4 por ciento en Ceres Power. Las dos compañías firmaron un acuerdo de colaboración y licencia, así como un pequeño volumen de operaciones de producción en Bosch. Ceres Power es una firma líder en el desarrollo de la tecnología SOFC de última generación. Su estrategia es comercializar su tecnología a través de la producción en masa con socios, y utilizar esta tecnología para la generación de energía distribuida y basada en la red. Los sistemas SOFC se usarán en ciudades, fábricas y centros de datos, y también como fuente de alimentación para puntos de carga para vehículos eléctricos. Con la urbanización en aumento, la tecnología de pilas de combustible tiene un papel crucial que desempeñar para asegurar el suministro de energía: en 2050, más de 6 mil millones de personas en todo el mundo (el 70% de la población mundial) vivirán en ciudades.

Incluso ahora, las metrópolis del mundo representan el 75 por ciento de la energía que se consume en todo el mundo. Para 2035, el consumo mundial de energía habrá aumentado un 30 por ciento. Las centrales eléctricas centralizadas no serán posibles. La tecnología SOF usa una reacción electroquímica en una celda de combustible que convierte un gas natural o hidrógeno en electricidad. El beneficio ambiental es considerable, con emisiones mucho más bajas que las de las centrales que utilizan un proceso de combustión. Junto con Ceres Power, Bosch trabajará para hacer que la tecnología SOFC esté disponible para diversas aplicaciones: la visión es tener pequeñas estaciones de energía instaladas en las ciudades, así como en las áreas industriales. Debido a que estos estándares son altamente flexibles, podrán cubrir mejor los picos de la demanda y más rápido, que las plantas convencionales. El objetivo es que un módulo SOFC genere 10 kW de potencia eléctrica. La salida simplemente está interconectada. Al usar celdas de combustible, se puede generar una energía considerable localmente y de manera altamente eficiente y prácticamente sin emisiones. De esta manera, se pueden crear áreas discretas que son en gran medida independientes de las fuentes de alimentación centralizadas. Además, los sistemas SOFC son un socio ideal para las formas de energía renovables. Por ejemplo, pueden ayudar a equilibrar las energías renovables intermitentes y en el futuro "verde" convertir el hidrógeno en electricidad con poco impacto ambiental.