Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Aston Martin Goldfinger DB5 continuation
Más que resurgen

click en la foto para ampliar
El Aston Martin DB5 volverá con una tirada de 25 ejemplares.

Luego de varias reconstrucciones de autos añejos como las encauzadas por Jaguar y Land Rover, ahora otra automotriz británica, Aston Martin, propondrá el regreso del célebre DB5, en virtud de una colaboración única entre la firma de Gaydony EON Productions, la compañía que produce las películas de James Bond. Una tirada de 25 ejemplares del Goldfinger DB5 continuation hallará cabida para un puñado de fanáticos, acaudalados por cierto, y esta suscinta continuidad del modelo que acompañara a 007 en el film “Dedos de oro” a lo largo de varios films, continuará al deportivo de 1964, y será construido por Aston Martin Works en Newport Pagnell, el hogar original del DB5. Serán reproducciones auténticas del DB5 visto en la pantalla, con algunas modificaciones simpáticas para garantizar los niveles más altos de calidad de construcción y confiabilidad. Esta autenticidad se extenderá para incluir “gadgets” funcionales, como las matrículas giratorias y más, que se hicieron famosos en el film del agente secreto al servicio de Su Majestad. Los accesorios serán desarrollados conjuntamente con el ganador del Oscar Chris Corbould, supervisor de efectos especiales de las películas de James Bond. Reconocido oficialmente por Aston Martin y EON Productions, todos los autos de la edición Goldfinger se producirán según una especificación: pintura de plata de abedul, al igual que la original.

click en la foto para ampliar
Tal como el auto del film, el DB5 tendrá los accesorios operativos.

El DB5 hizo su primera aparición en la tercera película de James Bond, Goldfinger, junto a Sean Connery como James Bond. Cargado de artilugios y armamento instalados por Q Branch, el agente secreto Aston Martin se convirtió en un éxito instantáneo para los cinéfilos. Desde su aparición fundamental en Goldfinger, el DB5 ha aparecido en otras seis películas de James Bond: Thunderball (1965), de nuevo con Connery; GoldenEye (1995) y Tomorrow Never Dies (1997) con Pierce Brosnan y tres apariciones junto a Daniel Craig en Casino Royale (2006), Skyfall (2012) y Spectre (2015). James Bond y su DB5 se han convertido en dos íconos de la cultura popular y una de las asociaciones de películas más exitosas y duraderas de todos los tiempos. Tal fue su popularidad, el debut en el cine de la DB5 incluso generó un modelo de fundición a presión de la marca Corgi, de los cuales se vendieron 2.5 millones en su primer año de producción (1965). No es de extrañar que toda una generación de niños creció aspirando a tener un Aston Martin. Ahora, gracias al notable proyecto de continuación Goldfinger DB5, un afortunado de 25 de ellos ahora puede tener un tributo fiel y auténtico a ese auto original. Se construirán otros tres automóviles, uno para EON y otro para Aston Martin, más otro para ser subastado con fines benéficos. Cada auto de continuación Goldfinger DB5 tendrá un precio de £ 2.75 más impuestos. Las primeras entregas a los clientes comenzarán en 2020.

click en la foto para ampliar
La filmación de una escena de Thunderball con Bond y el DB5.
click en la foto para ampliar

El actor Sean Connery, quien estrenó el DB5 en Goldfinger.