Header image
   
  
 
 
 
 
   
Noticias

Prototipo Audi e-tron
En recuperación

click en la foto para ampliar
El Audi e-tron probó la recuperación de energía en Pikes Peak.

El escenario de Pikes Peak resulta sumamente propicio para el Volkswagen Group. A la reciente victoria del VW I.D. R Pikes Peak en el ascenso al pico homónimo, se le suma esta comprobación para el prototipo Audi e-tron, que derivará en un vehículo eléctrico con mucha potencia y eficiencia. La evalución, que tomó justamente el recorrido del ascenso a Pikes Peak, puso de manifiesto las mejoras en la recuperación de energía, que hacen posible una mayor autonomía del vehículo. Cada kilómetro cuesta abajo trae alrededor de un kilómetro adicional en la autonomía gracias a su sistema de recuperación variable, y en el descenso, se recupera tanta energía a la batería como para poder cubrir aproximadamente la misma distancia nuevamente. El prototipo Audi e-tron recupera energía con hasta 300 Nm de torque y 220 kW de energía eléctrica, más del 70 por ciento de su energía de entrada operativa. Ningún modelo de producción en serie ha alcanzado tal valor hasta ahora. El sistema de recuperación contribuye a hasta el 30 por ciento del alcance de los SUV eléctricos. Incluye tanto los dos motores eléctricos como el sistema de control de freno integrado electrohidráulicamente. Por primera vez, se combinan tres modos de recuperación diferentes: recuperación manual del desplazamiento mediante las paletas de cambio, recuperación automática del desplazamiento mediante la asistencia de eficiencia predictiva y recuperación de los frenos con una transición suave entre la desaceleración eléctrica y la hidráulica.

click en la foto para ampliar
El conductor puede seleccionar el modo más propicio para la recuperación.

Hasta 0,3 g, el prototipo Audi e-tron recupera energía únicamente a través de los motores eléctricos, sin usar el freno convencional, que cubre más del 90 por ciento de todas las desaceleraciones. Como resultado, la energía se devuelve a la batería en prácticamente todas las maniobras de frenado normales. El conductor puede seleccionar el grado de recuperación de la navegación en tres etapas utilizando las paletas del volante. En la etapa más baja, el vehículo avanza sin torsión de arrastre adicional cuando el conductor suelta el pedal del acelerador. En la etapa más alta, el SUV eléctrico reduce notablemente la velocidad: el conductor puede reducir la velocidad y acelerar con solo el pedal del acelerador. Esto crea la sensación de un pedal. No es necesario usar el pedal de freno en este escenario de desaceleración. Los frenos de las ruedas solo están involucrados cuando el conductor desacelera en más de 0.3 g usando el pedal del freno. Responden extremadamente rápido, gracias a un nuevo concepto de actuación electrohidráulica. Audi es el primer fabricante en todo el mundo que utiliza este concepto en un vehículo de producción en serie con transmisión eléctrica. Un pistón hidráulico en el módulo de freno compacto genera presión adicional y, por lo tanto, fuerza de mayor frenado para el par de recuperación. Cuando se realiza el frenado automático de emergencia, solo hay 150 milisegundos entre el inicio de la desaceleración y la presencia de presión de frenado máxima entre las pastillas y los discos.

click en la foto para ampliar
La combinación de tipos de recuperación de energía hace posible ampliar la autonomía.

Gracias a esta rápida acumulación de presión, la distancia de frenado se acorta hasta en un 20 por ciento en comparación con un sistema de freno convencional. Dependiendo de la situación de conducción, el sistema de control de freno integrado electrohidráulicamente decide, eléctricamente en cada eje individual, si el prototipo Audi e-tron se desacelerará utilizando el motor eléctrico, el freno de la rueda o una combinación de ambos. El pedal de freno está desacoplado del sistema hidráulico. La transición del freno del motor al freno de fricción pura es suave, y el conductor no se da cuenta. Este sistema permite que el SUV eléctrico explote su máximo potencial de recuperación de una manera específica con el apoyo de la asistencia de eficiencia estándar. El sistema usa sensores de radar, imágenes de cámara, datos de navegación e información de “C2X” (comunicación del auto con el exterior) para detectar el entorno de tráfico y la ruta. El conductor muestra la información correspondiente en la cabina virtual de Audi tan pronto como sea sensato quitar el pie del pedal del acelerador. Al interactuar con la asistencia de crucero adaptativa opcional, la asistencia de eficiencia también puede desacelerar y acelerar el SUV eléctrico de forma predictiva.

Ver video de la recuperación de energía del Audi e-tron en Pikes Peak>