Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Nissan Frontier en la Argentina
Contribución mundial

click en la foto para ampliar
Nissan realizó una intensa labor para ajustar a la pick-up Frontier al mercado regional.

Nissan se apresta a fabricar su pick-up Frontier en Córdoba, Argentina, lo que resulta muestra de una profunda colaboración global y ejemplo de un vehículo global adaptado a las necesidades locales de Argentina y América Latina. Antes del inicio de la fabricación en la planta cordobesa de Santa Isabel, la automotriz nipona llevó adelante un riguroso proceso de pruebas que reunió a equipos de trabajo en distintas ubicaciones, por caso, de Norteamérica. Para las pruebas de componentes, las evaluaciones se realizaron en el Nissan Technical Center (NISTEC) en Toluca, México y en el Nissan Technical Center Farmington Hills, Michigan, Estados Unidos. Por otro lado, las pruebas dinámicas del vehículo completo se realizaron en pistas de Aguascalientes, México y en Arizona, Estados Unidos. Adicionalmente el proyecto de fabricación local incluyó también la construcción de una pista de pruebas en Córdoba, específicamente diseñada para la evaluación de pick-ups. Sumado a esto, plantas de Nissan en cuatro países: Brasil, España, México y Tailandia, han contribuido con información y conocimiento para el desarrollo de la Nissan Frontier argentina. Además, estudios e investigaciones en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú, enfocados en concesionarios, clientes y usuarios flotilleros complementaron el entendimiento de Nissan sobre las necesidades específicas de la región.

En total, 120 especialistas de Nissan, entre ingenieros, técnicos y pilotos provenientes de Argentina, Brasil, España, Estados Unidos, Venezuela, Francia, Japón y México han sido parte de este exhaustivo proceso. El resultado de esta colaboración global ha sido una pick-up de la más alta calidad, durabilidad y confiabilidad japonesa, con un profundo arraigo local, ensamblada por operarios locales en Santa Isabel y con adaptaciones específicas para América Latina. Unos 70 expatriados han cambiado su residencia para mudarse a la ciudad de Córdoba, contribuyendo al proyecto con su experiencia global. De éstos cerca del 60% provienen de Japón, mientras que el resto han viajado desde México, Brasil, España, Estados Unidos y el resto de Europa.