Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
Noticias

Opel y Vauxhall próximos
Nueva imagen

click en la foto para ampliar
Formas en preparación para los Opel y Vauxhall del futuro.

Mientras Opel y Vauxhall trabajan para establecerse con sólidas bases en el seno del Groupe PSA, antes de fin de año se verán unos conceptos de marca, frutos del estudio de diseño, que mostrarán adónde se dirigen las automotrices de Rüsselsheim y Luton. Alemanes, accesibles, emocionantes: estos son los tres valores de marca que están incorporados en el ADN de cada modelo e iniciativa de Opel y continuarán haciéndolo en el futuro. En los últimos meses, los equipos de diseño, marketing e ingeniería de Opel han encontrado respuestas a la pregunta de cómo estos valores pueden ser mejor encarnados por el diseño, la tecnología, la esencia de los automóviles Opel y el enfoque que la compañía toma hacia sus clientes. El equipo que comanda el vicepresidente de Diseño, Mark Adams, ha revisado la filosofía de diseño de Opel y tiene la intención de aplicar algunos ajustes significativos al crear los “bestsellers” del futuro de Rüsselsheim. Ahora se ha revelado un primer vistazo de lo que depara el futuro y cómo serán los modelos de Opel a mediados de la década de 2020, todavía oculto bajo una cubierta pero que ya muestra detalles notables.

Un elemento que el equipo de diseño deseaba llevar a un nuevo nivel es cómo la nueva “germanidad” moderna se puede expresar en productos futuros, agudizando así el perfil de la marca. Dos pilares fundamentales de la filosofía de diseño futuro de Opel se derivan directamente de esta expresión de la nueva germanidad: sólido y puro. "El diseño de Opel es emocional, escultural y seguro, creamos diseños interesantes que se destacan. Resumimos esto con el término sólido. Un segundo aspecto clave del diseño alemán es su claridad, intuición y enfoque. Esto se captura en el término puro", explicó Adams. Los diseños de referencia del pasado de Opel se relacionan con estas cualidades. Uno de los ejemplos de este principio es el CD estrenado en el Salón de Frankfurt de 1969. Estos elementos clave también son claramente visibles en la creación más reciente del Rüsselsheim Design Center: el GT Concept. Estos rasgos son compatibles también para el modelo de la casa británica, más allá de la “germanidad” del concepto ya enunciada.