Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Seat León CUPRA y Calgary
Un caballo contra 300

click en la foto para ampliar
El desafío con el León Cupra, Virginia Graells, Calgary y Jordi Gené.

Calgary, un notable caballo de salto, con la amazona profesional Virginia Graells empuñando las riendas, tuvo un reto particular: el que brindó, a bordo de un Seat León CUPRA, el piloto de competición y embajador de CUPRA, Jordi Gené. El enfrentamiento tuvo como escenario al Real Club de Polo de Barcelona con dos retos: una carrera de velocidad y una prueba de obstáculos. Calgary tiene 9 años y es de origen alemán. Con 500 kg es capaz de alcanzar los 70 km/h. ¿Su punto fuerte? Virginia Graells lo sabe bien: “Es un caballo de salto y por lo tanto es especialmente ágil y habilidoso, tiene mucho control y no derriba ninguna valla”, explica la amazona. Por su parte, el Seat León CUPRA es un coche potente, gracias a su motor 2.0 TSI de 300 CV. “Para mí lo mejor es la capacidad de recuperación que tiene después de hacer maniobras. Es muy dinámico y ágil, lo que te permite ganar rápidamente velocidad”, valora el piloto Jordi Gené. En las caballerizas, la amazona siempre realiza una primera toma de contacto con Calgary: “Le acaricio el lomo y le regalo un terrón de azúcar antes de montarme. También reviso que la cabezada y la montura estén bien colocadas”, explica Virginia. En paralelo, Jordi Gené examina el León CUPRA e inspecciona la pista. “En este caso el terreno es atípico, arenoso. También reviso siempre la superficie de los neumáticos, y así puedo prever cómo va a responder el coche”. Antes de empezar la carrera el piloto nos revela su ritual: “Siempre entro al coche con el pie derecho. Lo hago desde mi primera competición”, confiesa Gené.

click en la foto para ampliar
La amazona y el auto de Martorell, listos para el desafío.

Situados en paralelo, Calgary recorrerá el césped del campo de polo y el coche, la pista arenosa. El animal galopa y completa 100 metros de la pista en 15 segundos. El Seat León CUPRA llega a la meta en poco más de cuatro segundos, alcanzando los 100 km/h. “A pesar de que competía en una superficie muy blanda y arenosa que jugaba en contra, el coche ha respondido perfectamente. Gracias a los 300 CV del motor y a la tracción 4Drive, ha ganado en velocidad”, sentencia Gené. En la pista contigua, los contrincantes se enfrentan a un recorrido lleno de obstáculos. El caballo tendrá que saltarlos sin derribar las vallas, mientras que el coche deberá sortearlos. Gracias a la destreza de la amazona y la habilidad del animal, Calgary los sobrepasa en sólo 57 segundos. Durante la competición, sus patas se han levantado a más de dos metros del suelo. Por su parte, Jordi Gené maneja el CUPRA realizando más de 8 cambios de dirección en el slalom en 31s43, marcando 80 km/h a la salida. “El espacio era muy reducido para los giros, así que tenía muy poco margen para esquivar los obstáculos. Pero gracias al chasis del León CUPRA, he podido hacer cambios de dirección con mucha agilidad”, concluye el piloto. Al finalizar la jornada, se sella el empate de forma amistosa. La amazona y el piloto deciden intercambiar roles, aunque parece que ambos prefieren a su compañero original. “El coche me transmite vibraciones, temperatura, me permite sentir la adrenalina y tener el control”, explica Gené. Virginia también retoma las riendas para volver a las caballerizas: “Cuando galopamos tengo una sensación de libertad y conexión con el caballo que es única. Hoy Calgary tendrá doble ración de zanahorias y manzanas”.

click en la foto para ampliar
Positivo resultado para el hatch deportivo de Seat.
click en la foto para ampliar

El equino y Virginia retaron al poderoso coche español.


Ver video del Seat León Cupra y Calgary>