Header image
   
  
 
 
 
 
   
Noticias

Ford y la Estación Central de Michigan
Más recuperación

click en la foto para ampliar
Ford vuelve a darle vida al área de Corktown, en Detroit, y recupera un singular edificio.

En una semana en la que la compañía celebró su 115º aniversario, Ford anunció formalmente la adquisición de la Estación Central de Michigan, con el propósito de crear un nuevo campus que reforzará al barrio de Corktown como centro de la marca y sus socios para trabajar en vehículos eléctricos y autónomos, y el diseño de servicios y soluciones de movilidad urbana que incluirán vehículos inteligentes conectados, carreteras, estacionamientos y transporte público. Empleados de Ford, funcionarios de la ciudad y del estado, residentes de Corktown y líderes cívicos de Detroit asistieron a la ceremonia en la representativa antigua estación de trenes. "La Estación Central de Michigan es un lugar que de muchas maneras cuenta la historia de Detroit durante el siglo pasado", dijo Bill Ford, presidente ejecutivo de la compañía. "En Ford queremos ayudar a escribir el próximo capítulo, trabajando juntos en Corktown con las mejores startups, el talento más inteligente y los pensadores, ingenieros y solucionadores de problemas que ven las cosas de manera diferente, todo para moldear el futuro de la movilidad y el transporte" La adquisición de la Estación Central de Michigan coincide con la compra del antiguo Depósito de Libros de las Escuelas Públicas de Detroit, dos acres de terrenos baldíos, el sitio de una antigua fábrica de bronce y la reciente compra de una antigua fábrica reformada en Corktown de la que hicimos referencia. "Lo que Rouge fue para Ford en la era industrial, Corktown puede ser para Ford en la era de la información", dijo el presidente y CEO de Ford, Jim Hackett.

click en la foto para ampliar
Bill Ford en el anuncio de la compra del lugar que será un campus de la movilidad del futuro.

"Será el campo de pruebas donde Ford y nuestros socios diseñen y prueben los servicios y soluciones para la forma en que la gente va a vivir y moverse mañana, creando un corredor de movilidad en el sureste de Michigan que se extiende al oeste de Dearborn a Ann Arbor, y al este Detroit", completó el ejecutivo. Ford planea tener al menos 1,2 millones de pies cuadrados de espacio en Corktown, tres cuartos de los cuales se dividirán entre la compañía y sus socios. Aproximadamente 2,500 empleados de Ford, la mayoría del equipo de movilidad, que llamarán a Corktown su hogar de trabajo para 2022, con espacio para acomodar a 2,500 empleados adicionales de socios y otras empresas. Los 300,000 pies cuadrados restantes servirán como una combinación de espacio comunitario y comercial, y viviendas residenciales. Este proyecto cuenta con el respaldo de la sólida asociación de la firma con funcionarios del gobierno estatal y local. El desarrollo de la Estación Central de Michigan y otras ubicaciones de Corktown es fundamental para el futuro de Ford, ya que la empresa continúa aprendiendo cómo las áreas urbanas están cambiando y el rol del transporte en las ciudades revitalizadoras. Estar en el corazón de la ciudad de regreso de Estados Unidos ayudará a atraer talentos, nuevas empresas e ingenieros que quieran abordar estos problemas con Ford. Al mismo tiempo, Ford continúa con su plan de Transformación de Campus Dearborn que comenzó en 2016. Este verano, el desarrollo Wagner Place de 150,000 pies cuadrados en West Dearborn está en camino de abrirse, así como un nuevo laboratorio de dinámica de manejo ubicado en Campus de desarrollo de Productos de Ford. El plan de 10 años de Dearborn también continuará unificando grupos de trabajo clave, incluyendo los equipos de desarrollo de productos de la compañía en un campus.

Ver video de Ford y la Estación Central de Michigan>