Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Campo de Pruebas de Ford en Tautí
Para todo propósito

click en la foto para ampliar
Hay kilómetros de pistas de tierra para probar a los Ford.

Tautí, palabra que significa “río de tatu”, municipio que se ubica en la región metropolitana de Sorocaba, en el estado de San Pablo, Brasil, alberga a un singular campo de pruebas de Ford do Brasil. Las instalaciones son las únicas en su categoría equipadas para llevar adelante pruebas de automóviles, pick-ups y camiones. Allí los vehículos son sometidos a una gran cantidad de ensayos que incluyen desde niveles de consumo de combustible y evaluaciones de comportamiento de aceleración y frenado hasta niveles de ruido, confort y durabilidad. Además del laboratorio de emisiones, calidad sonora y simulación de rodaje, su estructura cuenta con 50 km de pistas internas, 10 km de ellas pavimentadas y el resto no, que permiten reproducir las más diferentes condiciones de terrenos existentes a lo largo de todo el continente. Dotada de equipamiento de última generación -del mismo nivel utilizado en otros campos de pruebas de Ford en todo el mundo- se distinguen también un equipo de ingenieros y técnicos altamente calificados. Inaugurado en 1978, el Campo de Pruebas de Tatuí lleva realizado más de 250 millones de kilómetros de evaluaciones, el equivalente a 6.250 vueltas alrededor del mundo.

click en la foto para ampliar
En Tatuí no sólo se evalúa rodaje sino también cantidad de ítems vehiculares.

Todos los modelos actualmente disponibles tanto en Argentina como en Sudamérica fueron testeados y homologados en Tatuí. La lista incluye desde el Ka, Fiesta, Focus, Mondeo, Ecosport, Edge, Ranger y Mustang hasta los camiones Serie F y Cargo con capacidad de hasta 63 toneladas. Las instalaciones de pruebas ocupan un área de 466 hectáreas. El versátil complejo permite realizar pruebas de prestaciones y consumo de combustible, emisiones, refrigeración, evaporación, penetración de agua y polvo, cabinas de niebla salina, nivel sonoro interno y externo, dinámica vehicular, calibración y desarrollo de motores. Además, cuenta también con una oficina experimental para la construcción de prototipos. Otra característica importante del Campo de Pruebas de Tatuí es la relevancia que se le presta a la protección ambiental. Cuenta con 363 hectáreas de bosque nativo y reforestado. Además de la flora con creación de plantas y árboles frutales cuenta con una sobreprotección de la fauna local, contándose con cercas de protección realizadas con material especial para evitar que los animales puedan lastimarse.