Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Volkswagen I.D. R Pikes Peak
Debut y ensayo

click en la foto para ampliar
El I.D. R Pikes Peak salió a pista en Francia conducido por Romain Dumas.

El próximo 24 de junio de 2018 se llevará a cabo la histórica trepada a Pikes Peak, en Colorado Springs, EE. UU., y para romper el récord de ascensión en autos eléctricos, Volkswagen creó el superdeportivo eléctrico I.D. R Pikes Peak. El vehículo fue presentado en Ales, Francia, y dispone de una potencia de 680 kW / 500 kW, 650 Nm de par y un peso inferior a 1.100 kg. El propósito que anima a la empresa es bajar el registro de 8m57s118, con un vehículo que para acelerar de 0 a 100 km/h es 2s25 más rápido que los autos de Fórmula 1 y Fórmula E. "El objetivo de Volkswagen es alcanzar el pináculo de la movilidad con la familia I.D.. Como tal, la participación de Volkswagen en Pikes Peak no solo marca la tendencia de nuestro futuro en el automovilismo, sino que también tiene una gran importancia simbólica en el sentido más real", expresó el Dr. Frank Welsch, miembro del Consejo de Administración de Volkswagen con responsabilidad para el desarrollo. "Los clientes siempre se han beneficiado de los hallazgos en el automovilismo, y esperamos tomar estos logros y usarlos para el desarrollo de los futuros modelos I.D.. La trepada de Pikes Peak será una prueba de fuego real para el accionamiento eléctrico", completó Welsh. El objetivo principal al desarrollar el Volkswagen I.D. R Pikes Peak es buscar el equilibrio ideal entre la capacidad de energía y el peso.

click en la foto para ampliar
El habitáculo del deportivo eléctrico de VW: lo mínimo indispensable.

El prototipo de Volkswagen para Pikes Peak tiene dos sólidas referencias en su nombre. La "R", sinónimo de autos de rendimiento para la marca de Wolfsburgo. Y el I.D., es el símbolo de la tecnología eléctrica inteligente de la automotriz. Al igual que con el Golf bimotor que se enfrentó al desafío Pikes Peak en 1985, 1986 y 1987, los ingenieros optaron por una solución con dos propulsores, en este caso eléctricos. Al igual que en los vehículos eléctricos de producción, las baterías de iones de litio se utilizan como sistema de almacenamiento de energía. Existe una gran demanda en las celdas de la batería: su densidad de potencia es el factor crucial para que el sistema produzca alta tensión. A diferencia de la fabricación de vehículos de producción, el objetivo de los ingenieros de los deportes de motor no era el alcance máximo, sino la potencia de salida más alta posible en el camino hacia la cima de Pikes Peak. Aproximadamente el 20 por ciento de la energía eléctrica requerida se genera durante la unidad de 20 kilómetros. La clave aquí es la recuperación de energía: al frenar, los motores eléctricos, que en este caso funcionan como generadores, convierten parte de la energía de frenado en electricidad y la introducen en la batería. El piloto ganador de la última trepada a Pikes Peak, Romain Dumas, estará al volante del Volkswagen I.D. R Pikes Peak. El francés de 39 años además de tres victorias en Pikes Peak, también ha ganado las 24 Horas de Le Mans dos veces, y nació en Ales, donde comenzó a girar el coche. "Fue absolutamente fantástico ver el I.D. R Pikes Peak por primera vez, y sacarlo para su primer giro", dijo Dumas.

click en la foto para ampliar
El prototipo, al descubierto en Ales, donde también hizo su rodaje inicial.
click en la foto para ampliar

Los ingenieros de VW y Dumas, quien conducirá al I.D. R Pikes Peak.