Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Audi e-tron
Sobre cargas

click en la foto para ampliar
El e-tron en la jaula de Faraday de Siemens.

La versión de producción del prototipo Audi e-tron anuncia el comienzo de una nueva era para la marca con los cuatro anillos: la empresa se está transformando de un fabricante de automóviles clásico en proveedor de sistemas de movilidad, ofreciendo a sus clientes soluciones personalizadas para la carga, ya sea en casa o en movimiento. La variante hecha en serie del concept car será el primer automóvil que pueda cargar en estaciones de carga de hasta 150 kW. En apenas 30 minutos, el SUV eléctrico estará listo para reinicciar su viaje. Su gran batería de iones de litio ofrece un alcance de más de 400 kilómetros. Valiéndose de una jaula de Faraday en el banco de pruebas de alto voltaje de Siemens, un equipo de electricistas e ingenieros está investigando voltajes de rayos de hasta tres millones de voltios. Construida en 1958, la sala parabólica alberga un generador de tensión del tamaño de una casa. Y el prototipo Audi e-tron está justo en el medio. Los destellos de luz sobre el techo del automóvil, iluminan la sala de 25 metros de altura. Los expertos han apuntado un voltaje de descarga eléctrica en el automóvil.

click en la foto para ampliar
La recarga de las baterías llevará apenas 30 minutos.

Este experimento simboliza algo con lo que la gente ha estado soñando durante miles de años: capturar rayos y usar su energía. En las estaciones de carga de alta potencia que utilizan el sistema de carga combinado (CCS) estándar de carga europeo, como los de la red Ionity, el prototipo Audi e-tron está listo para partir en la siguiente etapa de larga distancia de su viaje en menos de 30 minutos. La característica clave detrás de esto es el sofisticado sistema de gestión térmica para la batería de iones de litio. Situada en el piso del vehículo, almacena 95 kWh de energía para proporcionar un rango de más de 400 kilómetros. A fines de 2018, habrá cerca de 200 de estas estaciones de carga de alta potencia (HPC) con seis puntos de carga cada una. Los planes requieren 400 ubicaciones a intervalos de 120 kilómetros a lo largo de las carreteras y las principales rutas de transporte para 2020. Además de la carga rápida con corriente continua, el SUV eléctrico también se puede cargar en el trayecto con corriente alterna hasta 11 kW estándar y opcionalmente con 22 kW. En conjunto, los clientes pueden usar más de 65.000 estaciones de carga públicas en toda Europa. Su número aumentará significativamente en los próximos años.

click en la foto para ampliar
Los pagos de las recargas se podrán hacer sin dinero y sin tarjetas, con Plug & Charge.

En el lanzamiento al mercado, Audi proporcionará a los clientes de e-tron acceso simplificado a aproximadamente el 80 por ciento de estas estaciones de carga con un servicio de carga patentado. Ya sea CA o CC, 11 kW o 150 kW, solo una tarjeta es la que todos los clientes necesitan para iniciar el proceso de carga. Los clientes deben registrarse una vez en el portal myAudi y realizar un contrato de cobro individual. La facturación es automática y no requiere ninguna forma física de pago. El procedimiento será aún más conveniente con la función Plug & Charge, que se iniciará en 2019. Ya no se necesitará una tarjeta, el auto se autoriza y desbloquea la estación de carga. Los viajes más largos se pueden planificar en la aplicación myAudi o directamente en el automóvil. En ambos casos, se muestra al cliente la ruta adecuada con los puntos de carga requeridos. El sistema de navegación considera no solo la carga de la batería sino también la situación del tráfico e incluye el tiempo de carga requerido en el cálculo del tiempo de llegada. Se incluyen estaciones de carga de CC y la mayoría de los cargadores de CA de toda Europa.

Ver video del Audi e-tron>