Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

BMW y la conducción autónoma
Nuevas instalaciones

click en la foto para ampliar
Las nuevas instalaciones del campus de conducción autónoma del Grupo BMW.

Se efectuó la la inauguración oficial de su campus de conducción autónoma del Grupo BMW en Unterschleissheim. Klaus Fröhlich, miembro del Consejo de Administración de BMW AG y responsable de Desarrollo e Investigación, y Markus Söder, presidente del estado de Baviera, estuvieron presentes en la ceremonia que habilitó estas innovadoras instalaciones de desarrollo. El campus del Grupo BMW para la conducción autónoma es un centro de excelencia innovador que cubre todos los aspectos necesarios para ofrecer una mayor capacidad de innovación y mayor eficiencia en el desarrollo y, en última instancia, de asegurar la sostenibilidad futura de la empresa. Hace 15 meses, BMW Group tomó la decisión de agrupar su experiencia de desarrollo en los ámbitos de la conectividad de vehículos y de conducción altamente a totalmente automatizada en un solo lugar. El campus, que ofrece 23.000 metros cuadrados de espacio de oficina con capacidad para 1.800 empleados, se completó en tiempo récord. La infraestructura óptima de las instalaciones, su proximidad con el Centro de Investigación e Innovación y lo cerca que se encuentra del enlace a la red de autovías ayudaron a inclinar la balanza a su favor.

click en la foto para ampliar
Los investigadores tendrán todo a la mano para su labor.

El Grupo BMW tiene intención de impulsar el desarrollo de vehículos altamente automatizados desde el nuevo campus de Unterschleissheim, y está buscando contratar especialistas en IT y desarrolladores de software en las áreas de inteligencia artificial, aprendizaje automático y análisis de datos. En las instalaciones se brindan “nuevos entornos de trabajo”, con una distribución abierta, un uso inteligente y flexible del espacio de oficinas y un lugar de trabajo polifacético y creativo. Los beneficios para los expertos en desarrollo que trabajen en él son claros: flexibilidad, eficiencia, un alto nivel de autonomía y distancias cortas. Esto significa, por ejemplo, que los desarrolladores de software que trabajan en el nuevo campus pueden probar de inmediato el código recién escrito en vehículos que se encuentran a tan solo unos pasos. Los nuevos entornos de trabajo van de la mano de una nueva cultura de empleados y gestión, y los directores trabajan en los mismos espacios de oficina abiertos que el personal. Esto mejora la interacción y facilita las comunicaciones, lo que da lugar a un trabajo en equipo efectivo para el desarrollo de productos muy complejos.