Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Citroën C4 y DS 4 con el proyecto SCOOP
Conexión para dos

click en la foto para ampliar
La conexión V2X que forman parte del proyecto SCOOP.

El Groupe PSA brinda a los clientes franceses la oportunidad de probar las funciones de V2X (vehículo con todo, es decir la conectividad del auto con el entorno) en varias carreteras de Francia. Pueden participar propietarios de DS 4 y Citroën C4 y conducirlos en Ile-de-France, Bretaña, Isère, Champaña-Ardenas y Burdeos. Para participar, todo lo que necesita hacer es registrarse en un sitio web, y luego el fabricante de automóviles suministrará el equipo. El intercambio de datos involucra "unidades a bordo" - el automóvil está equipado con un módem, dos antenas y software - y "unidades del lado de la carretera", que están conectadas a los centros de gestión del tráfico. La prueba es parte del proyecto SCOOP, lanzado en 2014. SCOOP es un sistema piloto francés de transporte inteligente que tiene como objetivo mejorar la seguridad vial y mejorar la gestión del tráfico, convirtiéndolo en un paso clave en la implementación de vehículos autónomos y conectados. De hecho, la comunicación V2X (como V2C, Vehículo a automóvil y V2I, Vehículo a la infraestructura) puede ayudar a anticipar ciertos eventos. La información intercambiada entre los vehículos y la infraestructura llenará las lagunas en la obtenida por las cámaras y los radares que equiparán el vehículo autónomo.

click en la foto para ampliar
A la provisión de equipos en las rutas, se suman los equipos vehiculares para esta fase de estudios.

Hoy en día, el proyecto consiste en probar los estándares V2X en condiciones reales en la carretera. Se están equipando más de 2.000 kilómetros de carreteras francesas; el perímetro del proyecto actual cubre 15 casos de uso. Los procedimientos de diseño y validación para el sistema SCOOP son similares a los de un vehículo de producción en serie; la interfaz existente ya integra las alertas de SCOOP. El intercambio de información cumple con las normas de protección de datos y los estándares de ciberseguridad; la Autoridad Francesa de Protección de Datos (CNIL) ha investigado el proyecto. El atractivo de SCOOP es que ha establecido un lenguaje común entre muchas partes interesadas: fabricantes de automóviles (Groupe PSA y Renault), que están involucrados en el proyecto y están conectando los vehículos conectados con las unidades a bordo; departamentos regionales de infraestructura de carreteras (Aquitaine, Ouest, Isère, Ile de France); y un concesionario de autopistas (Sanef), que están instalando las unidades del lado de la carretera; varios proveedores de sistemas de vehículos y carreteras, que también contribuyen al proyecto; un operador de telecomunicaciones (Orange), que garantiza la continuidad de la comunicación en las distintas redes. A ellos debe sumarse el Ministerio de Transporte francés, que está coordinando todo el proyecto SCOOP.