Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Noticias

Eléctricos de Mercedes-Benz
A la ofensiva

click en la foto para ampliar
Exigentes pruebas invernales para la GLC F-Cell.

Mercedes-Benz está en pleno curso de dotar a su gama de vehículos eléctricos. En el Salón Internacional del Automóvil de Francfort en 2017, la compañía presentó las versiones de pre-producción de la GLC F-CELL, el primer vehículo eléctrico del mundo que combina células de combustible y una batería enchufable para alimentar al propulsor. En 2019 se producirá el lanzamiento al mercado del EQC, el primer modelo de producción de Mercedes-Benz completamente eléctrico alimentado por baterías, un nuevo vehículo y una inédita marca con tecnología EQ. En el camino hacia la producción en serie, los prototipos ya han completado con éxito las pruebas de invierno en el norte de Suecia. Antes de que un nuevo modelo de Mercedes-Benz entre en producción, necesita pasar una serie de pruebas rigurosas y exhaustivas: además de las pruebas de invierno en el norte de Suecia, hay pruebas de verano en el sur de Europa y EE. UU., y de resistencia en todo el mundo. La automotriz ha probado cada modelo nuevo en condiciones extremas cerca del Círculo Polar Ártico durante décadas, con temperaturas de hasta -35ºC, en carreteras cubiertas de nieve y sobre lagos congelados. Con este fin, Mercedes-Benz ha establecido un centro de pruebas en la ciudad sueca de Arjeplog, en Laponia.

click en la foto para ampliar
Mercedes-Benz avanza hacia la aparición del EQC en 2019.

Además de las pruebas en carretera en el extremo norte, las pruebas se llevan a cabo allí en pistas de prueba especialmente configuradas. Exigentes ascensos en pendientes de hasta 20 por ciento, pruebas de pistas con coeficientes de fricción variables, trayectos de manejo exigido y deslizamiento en el hielo casi transparente de lagos congelados plantean los más duros desafíos para el sistema de transmisión y los sistemas de control. Para un nuevo modelo de Mercedes-Benz, la validación de todo el vehículo incluye un programa de más de 500 pruebas individuales. En el caso de los vehículos eléctricos, el procedimiento estándar se complementa con numerosas pruebas específicas del grupo motopropulsor desarrolladas específicamente para las nuevas tecnologías. Los nuevos desafíos para un vehículo eléctrico incluyen la salida del motor eléctrico durante el arranque en frío y con una batería fría, las propiedades de arranque en frío de una célula de combustible, la autonomía del vehículo bajo las condiciones normales de operación, manejo de cables de carga, control climático previo a la entrada, y la estrategia operativa se completa con la recuperación. A esto se agrega el ajuste específico de la dinámica del vehículo y el sistema. Para permitir la prueba de los diferentes requisitos del cliente y los perfiles de carga de la batería, el centro de pruebas en Arjeplog ofrece una gama completa de opciones de carga: desde simples tomacorrientes domésticos hasta cajas de pared y estaciones de carga rápida. También hay un buen suministro de hidrógeno, por supuesto.