Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Especiales

2009 North American International Auto Show
Buscando el rumbo

click en la foto para ampliar

Mientras la industria del sector en los Estados Unidos va al garete, como una cáscara de nuez flotando en plena tormenta, abre el fuego de los salones internacionales la muestra de la clásica “Capital del Automóvil”. Sin tantas novedades ni esplendor como en tiempos recientes, las marcas expusieron una serie de modelos con la cual buscan poner de manifiesto su preocupación por la reducción del consumo de combustible, con un perfil ecológico apuntando a reducir las emisiones (críticas en ciertos estados de la unión) y ensayando formas de movilidad alternativa. Aquí les mostraremos los principales modelos que se exhibieron en el Cobo Center.

Ver por marca

Ver por modelo

click en la foto para ampliar
El Buick LaCrosse desafiará a los suntuosos Lexus en los EE.UU.

Buick LaCrosse 2010
Segunda generación del sedán mediano de la marca estadounidense, ya anticipado como prototipo en el Salón de Pekín de 2008 con el Buick Invicta, puesto que la marca es muy reconocida en China. Este auto ha sido realizado con la cooperación de los ingenieros de los Estados Unidos y China, con la contribución del Pan Asia Technical Automotive Center (PATAC, “joint venture” entre GM y Shanghai Automotive Industry Corporation) para la realización de la carrocería, y dado que también contribuyeron en el chasis y la estructura ingenieros de Europa, éste es el primer vehículo de General Motors que fuera creado en tres continentes. Habrá tres variantes: CX, con el motor naftero V6 con inyección de 3.0 litros 255 CV con caja automática de seis marchas; CXL, con el mismo motor y transmisión, más dotación de accesorios y hasta tracción integral inteligente; y en la cima está el CXS, con un V6 de 3.6 litros y 280 CV, suspensiones activas y transmisión automática, más otro equipamiento “top”. Su producción empezará en este verano boreal en la planta de ensamblaje de Fairfax, en Kansas City.

click en la foto para ampliar
Coupé deportiva eléctrica: la propuesta del Cadillac Converj.

Cadillac Converj Concept
Aquí, GM muestra cómo es su interpretación de una poderosa coupé suntuosa típicamente Cadillac con capacidad para cuatro pasajeros, pero que incluye un revolucionario sistema eléctrico denominado Voltec, que le permite cubrir hasta 65 km con este tipo de propulsión, empleando sólo la energía acumulada en baterías de litio-ion. Ellas están compuestas por unas 220 celdas, que se recargan en tres horas al enchufarlas a 240 voltios de tensión, o casi ocho alimentadas a tomas de 120 voltios. Los acumuladores le dan tensión a un motor eléctrico de 120 kW de potencia, que le permite llegar a 160 km/h de velocidad máxima. Además de la recarga de línea, se dispone de un motor de combustión interna del tipo “flex fuel”, conectado a un generador para producir energía eléctrica para alimentar a los acumuladores. Así, la autonomía del prototipo se incrementaría significativamente, hasta tanto fuera necesario recargar o las baterías o el tanque. Entre las sutilezas que se incluyen está el Magnetic Ride Control, con el cual se ajusta el funcionamiento de los amortiguadores a las condiciones del camino.

click en la foto para ampliar
Desde México arribará en el curso del año el nuevo Cadillac SRX.

Cadillac SRX 2010
Segunda generación del “crossover” de la firma de lujo de GM, que llega a las concesionarias norteamericanas poco tiempo después de su inicio de fabricación en la planta mexicana de Ramos Arizpe. Con cinco puertas, capacidad para otros tantos pasajeros, tracción trasera o integral, el modelo realizado sobre la plataforma Theta Premium de GM (compartida con otros modelos como el Chevrolet Equinox, el Pontiac Torrent y el Saturn Vue), además de la actualización de su carrocería, el traslado de la producción (de las instalaciones de Lansing, en Michigan, a tierras aztecas) y la adopción de dos motores de seis cilindros de alta tecnología inéditos para la marca. Habrá un nuevo V6 de 3.0 litros con inyección directa de combustible, y un inédito V6 turbocomprimido de 2.8 litros, como opcional. Estos propulsores permitirán lograr performances semejantes a las de unidades de mayor cilindrada, pero en este caso logrando no sólo una reducción del 25% en la emisión de hidrocarbono, sino que se dispondrá de una significativa baja en el consumo de nafta.

Ir a la siguiente página >