Header image
   
  
 
 
 
 
 
 
 
Entrevistas

José Janeiro Figueroa, presidente de Autolíder
Revolución de producto

click en la foto para ampliar
Janeiro Figueroa expresó su confianza acerca de la exitosa comercialización del nuevo smart.

-¿Qué expectativa se había generado con la llegada de los nuevos smart?
-En realidad, estamos con mucha expectativa, muy contentos porque es una alternativa que la gente que es fanática de la marca quería. Mucha gente buscaba además una opción de cuatro puertas, por su constitución familiar, y con el city car puro no los podíamos satisfacer. Hemos charlado y discutido mucho con Mercedes-Benz para tener un model mix y una variedad de producto para satisfacer a todos aquellos clientes que veían al smart como una opción, y llegamos a buen puerto.

-En definitiva, contarán con el producto actual, que ha sido profundamente renovado.
-Realmente no es evolución sino que es una revolución de producto. Hay muchas cosas que no se ven en el auto y que fueron actualizadas. Se mejoraron cosas dentro de lo poco que se sido necesario progresar. Se sumó algún que otro opcional o elemento de seguridad como los airbags laterales o los de rodilla, que el anterior no tenía, pero pensando siempre en un concepto que creo que es importante resaltar: el smart es un auto urbano, un “city car”, el único de su tipo en Argentina y el de mayor venta en el mundo, que reúne todo el confort y la seguridad. Nosotros nos medimos con nuestra propia marca, con un parámetro como el Mercedes-Benz Clase C. En la Argentina, a veces, eso cuesta un poco ponerlo de manifiesto, porque el argentino tiene entendido que un auto chico es un auto barato. Pero este es un auto que brinda un concepto de movilidad distinto, para trasladarse en la ciudad, sin dejar de lado el confort y la seguridad.

-Otro de los elementos poco comunes que brinda smart es la inclusión de un motor de tres cilindros.
-Sí. Y que se destaca en consumo. Tené en cuenta además el confort, la seguridad, el radio de giro que permite estacionarlo en lugares diminutos. Los autos evolucionan, y con los distintos modelos que tenemos en el mercado, para la gente que está usando el smart el concepto de movilidad va a ir avanzando, y hay cosas que se van a tener en cuenta de otra forma. Como un auto gasta 4 ó 10 litros cada 100 km, por ejemplo. Los estudios que hemos realizado muestran que un 90% de los autos que de lunes a viernes circulan por la ciudad, lo hacen tripulados por una sola persona. A esta persona es a la que tenemos que enfocar con el smart.

-La oferta de smart contempla dos variantes, que luego va a crecer...
-A partir de abril vamos a tener en cada modelo las variantes city y passion, y la “top”, que aún no tiene un nombre definido y llegará en agosto.

-¿Hay posibilidades de sumar más adelante al cabrio, que se presentó recientemente?
-Estamos estudiando la inclusión en la gama de la versión cabriolet, y posiblemente la sumemos a fin de año. Esto lo habíamos empezado a planificar el año pasado, con el impuesto (a los autos de alta gama). Nosotros habíamos tenido que discontinuar la venta del cabrio, porque su valor se disparaba. A partir de las nuevas medidas, del levantamiento del impuesto, estamos estudiando este tema, pero calculo que hacia fin de año podremos tener novedades.